Un motorista de Tráfico pierde la vida en Catoira cuando acudía a asistir otro accidente

Serxio González Souto
Serxio González CATOIRA / LA VOZ

CATOIRA

La moto del agente en el lugar del accidente
La moto del agente en el lugar del accidente

El siniestro mortal tuvo lugar en la sinuosa carretera que comunica el municipio arousano con Caldas y la AP-9

28 oct 2021 . Actualizado a las 20:43 h.

De titularidad provincial, la carretera EP-8001, que comunica los municipios de Catoira y Caldas de Reis, arrastra un negro historial de accidentes, que esta mañana acaba de engrosarse con la trágica muerte de Jesús Castro, un motorista de la Guardia Civil de Tráfico. Eran las nueve y cinco de la mañana, y el agente circulaba hacia el acceso a la AP-9 para cubrir un accidente. Por alguna razón, al salir de una curva continuó una trayectoria recta que lo llevó a estrellarse contra un talud.

Miembros de los servicios de emergencias que acudieron a auxiliarlo calculan que el sol pudo deslumbrar al agente, provocando que perdiese el control del vehículo. Cuando el equipo médico que viajaba en el helicóptero del 061 alcanzó el punto del siniestro, no pudo hacer nada por salvar la vida del motorista de Tráfico, que prestaba sus servicios en el destacamento de Pontevedra. Protección Civil de Catoira y el grupo de emergencias de Padrón también acudieron al accidente, junto a los compañeros del propio guardia civil fallecido.

La carretera, en la que se suceden varias curvas complicadas, ha sido objeto de varias reclamaciones por parte de los alcaldes cuyos municipios cruza la vía. Entre ellos, el socialista Alberto García, regidor de Catoira, que esta mañana recordaba los muchos escritos que presentó ante la Diputación de Pontevedra hace largos años, solicitando que se estudiase la eliminación de al menos tres giros en su trazado. «Foi xa —recuerda García— en tempos de Rafael Louzán na presidencia, e daquela asfaltouse de novo; era o momento para quitar cando menos tres desas curvas, pero non se fixo por moito que insistimos».