Una fiesta de nueve personas en Bamio y una pelea en Catoira

La Guardia Civil realizó controles en Cambados para vigilar el cumplimiento de la normativa covid en las terrazas de la localidad el día 31


vilagarcía / la voz

La primera mañana del año, las calles suelen permanecer inusualmente vacías: la única señal de vida acostumbra a estar envuelta en trajes de fiesta y a llevar sobre los hombros el cansancio de una noche en vela entre brindis y bailes. Así solía ser, y así volverá a ser cuando el covid-19 deje de ser la gran amenaza que es hoy en día. Pero la entrada al 2021 ha sido completamente diferente a todas las demás. Las normas impuestas por la situación sanitaria nos han dejado una noche tranquila, según ha constatado la Policía Local de Vilagarcía. «A Noitevella transcorreu con poucas incidencias en Vilagarcía, para o que adoita ser unha despedida do ano». Aún así, hubo quien intentó saltarse las normas.

Es el caso de nueve jóvenes que se habían reunido en una casa de Bamio «para celebrar unha festa ilegal». El ruido y el jolgorio alertó a algunos vecinos, que llamaron a la Policía Local. Una vez en el lugar de los hechos, y tras comprobar lo que ocurría, se procedió al «desaloxo e a identificación e denuncia dos nove xoves».

Por lo demás, durante toda la tarde «se rexistraron algunhas queixas de veciños por incumprimento dos horarios da hostalería e, xa de noite, polos ruídos procedentes de distintos pisos». En este segundo caso, el propietario de un inmueble de la plaza de Ravella fue identificado «despois de ter tido a música a alto volume dende o seu balcón ata preto da unha e media da mañanciña. En ningún dos casos esas queixas derivaron en denuncias».

Durante la tarde del 31, la Policía Local realizó diversos controles, y «denunciou por alcoholemia ao condutor dun dos moitos vehículos parados nesas inspeccións nas estradas de entrada á cidade». Por último, los agentes prestaron auxilio a una mujer que padece Alzhéimer y a la que encontraron «desorientada pola rúa despois de saír a dar un paseo de noite».

En Vilagarcía se registraron también algunos actos vandálicos: alguien se dedicó a tirar las vallas que protegen algunos de los conjuntos que adornan las calles durante la Navidad, lo que obligó a Emerxencias a dedicar parte de la jornada de ayer a recolocarlas en su sitio.

Guardia Civil en Cambados

También hubo controles durante la jornada del 31 en Cambados, donde la Guardia Civil se desplegó a mediodía para revisar el cumplimiento de la normativa covid en las terrazas de la localidad. En Catoira, por la noche, pasadas las nueve y media, se registró una pelea en un bar de la localidad. Además de todos estos sucesos, las primeras horas del nuevo año dejaron también algunas incidencias.

Los vecinos de Ganón, un lugar de la parroquia de Xil (Meaño), despertaron ayer con una densa humareda en el horizonte, consecuencia de un incendio ocurrido a las nueve de la mañana en un alpendre que estaba lleno de paja. Por la tarde se produjo un segundo incendio, esta vez en O Grove, donde ardió madera acumulada en un alpendre de la zona de A Carballeira, en la parroquia de San Martiño. El fuego afectó únicamente a la leña y a algunas herramientas allí guardadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una fiesta de nueve personas en Bamio y una pelea en Catoira