El BNG, dispuesto a ceder la alcaldía al PSOE para tumbar la operación Drakkar

La moción de censura se debatirá mañana, en un pleno presencial al que no podrá asistir el público


catoira / la voz

Bien, pues en Catoira ya están las espadas en alto y casi todas las cartas sobre la mesa. Si los palos de la baraja todavía no se ha completado es porque los contactos entre el BNG, que gestiona el aparato municipal con solo tres concejales, y la parte del PSOE que no comparte la operación Drakkar podrían desembocar en la formación de un gobierno conjunto. Esta es, al menos, la propuesta que han articulado los nacionalistas. El comunicado que hicieron público el lunes por la noche contiene esta apreciación: «Nestes contactos, o BNG propúxolle ao PSOE de Catoira o inicio de negociacións nas que, con absoluta xenerosidade, ofreceuse a formar parte do goberno, e mesmo a dirixilo». El Bloque de Xoán Castaño está dispuesto, por lo tanto, a ceder la alcaldía a la formación más votada para frenar lo que considera «un pacto vergoñento para darlle ao Partido Popular de Iván Caamaño o goberno de Catoira por primeira vez na historia da democracia».

El acuerdo que firmaron el socialista Alberto García, que desempeñó el bastón de mando durante treinta años y obtuvo cinco concejales en las elecciones del año pasado, y el popular Iván Caamaño, con tres actas en el pleno, establece un sistema rotatorio por el que García volvería a la alcaldía hasta que, año y medio antes de las siguientes municipales, lo sustituyese Caamaño. Como quiera que una de las representantes del PP presentó su dimisión, y su relevo todavía no ha tomado posesión, los teóricos aliados defenderán su moción con siete ediles, y esta situación tiene su trascendencia, puesto que no todo el mundo en el grupo del PSdeG está por la labor de abrazar a la gaviota.

Para que la moción de censura prospere, en principio es suficiente con que reúna más votos a favor que en contra. Dando por descontado que los tres ediles nacionalistas la rechazarán, bastaría con que dos concejales del PSOE hiciesen lo mismo para que la operación Drakkar naufragase. En cambio, la abstención abriría las puertas al tándem García-Caamaño. De ahí que el comunicado del BNG haga hincapié en que «contra esta mostra indecente e inmoral de reparto do poder que se levará a cabo a única opción é que os concelleiros que non estean conformes o fagan explícito votando non». Cualquier otra postura, insiste el Bloque, «constituiría un apoio implícito a este obsceno e deshonesto reparto de poder e diñeiro público entre Alberto García e Iván Caamaño».

El problema es que el tono empleado por los nacionalistas no ha sentado nada bien en la familia vikinga del puño y la rosa. «Será total responsabilidade das e dos concelleiros do PSOE de Catoira permitir a través da moción de censura que accedan á alcaldía Iván Caamaño e mais Alberto García, cuxo goberno, despois de trinta anos, levou o Concello á parálise e á ruína», establece el escrito del Bloque en otro de sus puntos. Los socialistas aseguran no entender razones de este tipo cuando, argumentan, fueron los votos del PP los que, al fin y al cabo, colocaron al BNG al frente del Concello de Catoira. Por otra parte, tampoco ven claro el detalle de ese hipotético gobierno conjunto y la forma en la que se desempeñaría la alcaldía.

A todo esto, no queda mucho tiempo para que socialistas y nacionalistas limen asperezas. La moción será abordada mañana, en un pleno presencial -los concejales deben acudir a las instalaciones municipales y votar en persona- pero cerrado al público. Con la amenaza del coronavirus todavía muy viva, la prudencia recomienda evitar aglomeraciones, aunque ello conlleve privar a los catoirenses de uno de los debates más trascendentes de su historia democrática.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

El BNG, dispuesto a ceder la alcaldía al PSOE para tumbar la operación Drakkar