Catoira, el talento al servicio de la resistencia

El Concello crea un espacio en las redes para que sus vecinos compartan videos, dibujos y comentarios


catoira / la voz

Dicen que la creatividad nace del aburrimiento. Que el estar sin hacer nada, vagabundeando por nuestro interior, es un estado necesario para que nuestro espíritu sienta el aleteo de la imaginación. Si eso es cierto, la cuarentena que estamos atravesando nos brinda una oportunidad de oro para dar rienda suelta a talentos que no conocíamos. En Catoira, el Concello ha querido dar un impulso a la creatividad de sus vecinos y convertirla en arma compartida contra el coronavirus. Así nació, este viernes, Catoira COmparte VIDas, un proyecto que, apoyándose en las nuevas tecnologías, pretende abrir un espacio de relación virtual para la ciudadanía. Dejemos que sus promotores lo expliquen. «Aínda nos quedan por diante unhas semanas de illamento nas casas, e queremos abrir aquí unha fiestra á que todas e todos poidades asomarvos para compartir coa veciñanza o que vos apeteza: un pensamento, un chiste, un poema, un debuxo, unha felicitación de aniversario, unha canción, un deporte, unha receita de cociña, unha tarefa na horta ou no xardín...».

El proyecto cuenta con embajadores de excepción. Porque, para invitar a todos los catoirenses a participar en este ágora virtual, el Concello ha contado con la ayuda de algunos de sus vecinos más reconocidos. Así que en el vídeo promocional vemos a Baiuca, a Raúl Gómez Pato, a Isamel Sobrino o a Rubén Quintela. Todos llamando a la participación de pequeños y mayores en un proyecto que pretende demostrar que «en Catoira hai arte». Todos invitando a que la red se inunde de todo tipo de propuestas para hacer un poco más llevadero el enclaustramieto forzoso. Y es que, en palabras del alcalde Xoán Castaño, de lo que se trata es de que los vecinos «compartan experiencias, o xeito que teñen de matar o tempo na casa», intercambiando ideas y ampliando el abanico de posibilidades de ganar la batalla al aburrimiento. Además, aunque los vecinos estén encerrados en sus viviendas, hay que mantener vivo el espíritu de comunidad, las ganas de interactuar con todas esas personas con las que antes nos cruzábamos por la calle y que, ahora, hace ya tiempo que no vemos. Que no podemos ver.

Otras medidas

Pero más allá de la creación de este espacio para que los vecinos se den apoyo mútuo en esta batalla que estamos librando, el Concello de Catoira está trabajando en otras medidas para hacer frente a la guerra contra el coronavirus. El alcalcalde Xoán Castaño explica que se siguen realizando trabajos de desinfeccióin en aquellos puntos del municipio en los que se producen concentraciones de personas.

Además, el gobierno local ha mostrado su disposición a llevar a pleno, en cuanto sea posible, una propuesta para reducir la tasa de recogida de basuras a los negocios que han tenido que cerrar por causa de la alerta sanitaria y a los trabajadores que se han visto sometidos a un expediente temporal de regulación de empleo.

Desde que empezó el aislamiento, Raúl Gómez Pato ha abierto varios espacios en las redes para compartir poesía y música con todos aquellos que se asoman a sus redes sociales.

Sobrino insta a sus vecinos a compartir «o que fan para matar o tempo». Se dirige especialmente a los más pequeños, a los que pide que muestren desde cómo juegan al fútbol, a los dibujos que realizan.

Es muy fácil incorporarse al proyecto Catoira COmparte VIDas. Hay que enviar un vídeo grabado en horizontal, con una duración máxima de un minuto y calidad media. También se pueden mandar fotos. Sea lo que sea, hay que remitirlo por Whatsapp al teléfono 672 129 682, el número del aula CeMIT, o al correo electrónico catoiracompartevidas@gmail.com. Todo el material recibido será publicado en Facebook e Instagram.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Catoira, el talento al servicio de la resistencia