Ni los vándalos pueden con el Samaín

Los disfraces y las calabazas reinaron en O Salnés


l El desfile de calabazas de Catoira está profundamente arraigado y es todo un acontecimiento. Un acontecimiento que varios desaprensivos quisieron boicotear. Buena parte de las calabazas que estaban en el pabellón, obra de los alumnos del CPI Progreso y de la unitaria de Dimo, aparecieron destrozadas ayer por la mañana. El Concello, el CPI Progreso y el Anpa As Lombas lamentaban lo que definían como «carencia de escrúpulos» de las personas que «decidieron acabar de forma cruel co gran trabajo e coa ilusión» de los chavales.

Para que el desfile se pudiera realizar pese a lo sucedido, el CPI Progreso compró para sustituir a las dañadas, que suman una treintena de unidades.

El Concello también hizo su aportación. Ochenta kilogramos de castañas que olían que daba gusto y, además, por primera vez consiguió que no se utilizaran vasos de plástico y sí de papel. Y se evitaron los refrescos.

A Illa es otra de esas localidades en las que se vive el Samaín al máximo. Hace ya algunos años que el Concello decidió organizar un desfile y ayer, pese a la lluvia, allí estuvieron. Dándolo todo y pasándoselo en grande.

Hubo más lugares de la comarca de O Salnés donde triunfó el Samaín, al que ni la lluvia ni los vándalos, como sucedió en Catoira, pudieron derrotar. Toda una tradición que cada día gana más peso y que se ha convertido ya en una fecha ineludible.

Y hoy, Vilanova

El «difuntiño fest» arrancará hoy a las ocho de la tarde en Vilanova. A esa hora en el Valle Inclán se proyectará la película Pesadillas 2, y a las 10 de la noche será el turno para los adultos con «La noche de Halloween».

El sábado tocará juerga.Habrá fiesta en el pabellón multiusos desde las 11 de la noche hasta las 2 de la mañana y el único requisito es ir disfrazado. Y, por último, y de nuevo con los más pequeños como protagonistas, el domingo 3 de noviembre habrá un concurso de dibujos terroríficos con temática de Halloween donde habrá premios, sorpresas y muchas cosas más. Todo bajo la organización de la asociación Vila-nov@s.

Catoira recompuso la figura. Tremendo disgusto el que se llevaron en Catoira esta mañana cuando comprobaron que los vándalos habían destrozado muchas de las calabazas que habían preparados los niños en sus colegios. Tras el disgusto, la reacción. Catoira recompuso la figura, preparó nuevas calabazas y mantuvo la fiesta tal y como estaba preparado. Y con unas castañas muy ricas del Concello.

Catoira recompuso la figura. Tremendo disgusto el que se llevaron en Catoira esta mañana cuando comprobaron que los vándalos habían destrozado muchas de las calabazas que habían preparados los niños en sus colegios. Tras el disgusto, la reacción. Catoira recompuso la figura, preparó nuevas calabazas y mantuvo la fiesta tal y como estaba preparado. Y con unas castañas muy ricas del Concello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ni los vándalos pueden con el Samaín