A San Antonio del Niño Jesús no hay quien le quite su fiesta

El PSOE y el PP de Catoira lograron frenar el intento del gobierno de cambiar el festivo local para el lunes tras el desembarco


catoira / la voz

El PSOE y el PP reclamaban ayer la paternidad del pleno celebrado a las siete de la tarde en Catoira. La alianza de ambas formaciones, decían, permitió convocar «in extremis» la sesión plenaria en la que la localidad debía elegir los que serán los festivos locales del próximo año. Del asunto se había hablado en una sesión anterior pero no se había llegado a acuerdo alguno. «Pero se non se convocaba o pleno e non tomabamos unha decisión, o ano que vén podíamos quedar sen festivos», razonaban tanto el socialista Alberto García (PSOE) como el popular Iván Caamaño (PP). Así que solicitaron el pleno, este fue convocado y, extendiendo la alianza a la hora de debatir cuáles deben de ser los festivos locales, la formación del puño y la rosa y la de la gaviota volvieron a coincidir. Así que, el año que viene, se mantendrá como festivo local San Antonio de Padua, fiesta de la parroquia de Catoira. La otra fecha coincidirá con Santa Baia.

Estos días no son fruto de la casualidad. Alberto García recuerda que hace cuarenta años, en 1979, se llegó a un consenso general para que en el municipio hubiese dos festivos efectivos: uno, San Antonio del Niño Jesús, respondiendo a una vieja tradición en la localidad. Coincide esta, además, con la fiesta del casco urbano de Catoira. El segundo día festivo se haría rotativo entre las distintas parroquias.

Pero el nuevo gobierno nacionalista, el encabezado por Xoán Castaño, tenía otros planes. Su intención era introducir la festividad de San Antonio en el turno de rotaciones, y establecer como fiesta fija el lunes siguiente al domingo del desembarco vikingo. La intención es, razona el regidor nacionalista, ampliar los días de romería y facilitar la participación de los vecinos la que es la más importante de las celebraciones locales.

La propuesta no ha cuajado. Si el PSOE apela a la tradición para defender que se siga manteniendo la festividad de San Antonio de Padua, el PP aporta al debate otro criterio: el peso específico que la parroquia de San Miguel de Catoira tiene en el municipio. «Non nos parece ben que entre no turno de rotacións», señalaba ayer el portavoz popular, Iván Caamaño. Así que, antes de empezar el pleno, el resultado de la votación parecía claro y evidente: San Antonio del Niño Jesús no perderá su gran día en Catoira.

En la sesión también se pronunciaron algunos vecinos, porque el asunto de las festividades suele tener trastienda en todas las localidades. Y Catoira no es una excepción. Una mujer asistió a la sesión para escuchar todo lo que se decía sobre ese asunto y a pedir al gobierno local que renunciase a su intento por dejar sin su día al San Antonio del Niño Jesús. Como quiera que el regidor no atendió a su petición, llegó incluso a solicitarle que presentase la dimisión.

Caamaño pide explicaciones sobre Úrsula Teatro

El PP pretendía aprovechar el pleno para pedir explicaciones al gobierno local sobre la situación en al que se encuentra Úrsula Teatro, sobre cuya posible desvinculación del Concello no paran los rumores. Los populares entienden que el gobierno local no puede despreciar una actividad que moviliza a un gran número de vecinos y quiere conocer sus planes al respecto. Para ello, solicitarán un pleno extraordinario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A San Antonio del Niño Jesús no hay quien le quite su fiesta