Alberto García continuará en el pleno «para non deixar orfos os veciños de Catoira»

El BNG estudiará la propuesta en la que el PP insiste para constituir un gobierno de coalición


catoira / la voz

La pregunta es obligada, tras el pleno que ha supuesto un verdadero seísmo en Catoira. Después de más de 30 años en la brecha (ya había sido antes teniente de alcalde), ¿va a continuar el socialista Alberto García en la corporación como concejal tras ser apartado de la alcaldía? La respuesta, en sintonía con su autor, es rotunda: «Eu vou seguir na corporación. Non sopeso deixalo, se non, non me tería presentado. Non vou deixar orfos a estes veciños e veciñas. Teño unha responsabilidade con eles. E igual que os servín estes anos desde a alcaldía, vouno seguir facendo desde a oposición». Para el regidor saliente, la suma de votos de BNG y PP que precipitó su caída constituye un «atentado á democracia» y una «indecencia» por parte de los nacionalistas. En cuanto al PP, García revela que los conservadores quisieron pactar con él a cambio de una concejalía. «Pero nin o PSOE nin eu aceptamos facer unha falcatruada nin cousas antinatura», zanja.

La ejecutiva nacional del Bloque tendrá que analizar esta semana lo ocurrido en Catoira. De momento, su responsable en O Salnés, Manuel Domínguez, reconoce que los militantes catoirenses desoyeron el criterio de la dirección. Si bien explica, al mismo tiempo, que la estructura democrática del frente hace que las asambleas locales tengan plenas competencias a la hora de tomar este tipo de decisiones.

Lo que el nuevo alcalde de Catoira desmiente por completo es la existencia de algún acuerdo previo al pleno con el popular Iván Caamaño. Caamaño, a todo esto, insiste en que las rencillas entre BNG y PP son cuestiones de «prexuízos» y no duda en proponer a los nacionalistas un gobierno en coalición, «porque un Concello non se goberna con tres concelleiros». Algo que Castaño no rechaza antes de poder analizarlo con detenimiento: «A partir de agora, que xa temos esta responsabilidade, temos que falar, que falar, que falar. O único que imos facer é falar, e dialogar, para o ben dos veciños de Catoira. Non hai outro obxectivo aquí», añadió el primer regidor que el Bloque sienta en el municipio vikingo, quien sostiene que el PSOE «negouse a aceptar e interpretar correctamente o resultado das eleccións».

Tanto nacionalistas como populares coinciden, en cualquier caso, al considerar «moi necesario» el cambio que ambos han protagonizado. Durante la campaña, Castaño insistió una y otra vez en la delicada situación de las arcas municipales. De acuerdo con el balance económico que se leyó al comienzo de la sesión de investidura, el pasivo roza los cuatro millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Alberto García continuará en el pleno «para non deixar orfos os veciños de Catoira»