CATOIRA / LA VOZ

Sálgase un poco de la carretera, eche pies a tierra y póngase en marcha. No hará falta que se aparte mucho del asfalto para descubrir, aquí al lado, lugares capaces de rivalizar con las grandes joyas paisajísticas de Galicia. En Catoira saben que, sin salir de sus límites, hay lugares espectaculares. Y quieren cuidarlos. Por esa razón, el Concello de Catoira y la comunidad de montes de San Miguel han elaborado un ambicioso proyecto para crear un parque forestal. Se extendería este por 224 hectáreas del llamado Monte de Abaixo. Es, para los profanos, el entorno de la laguna de Pedras Miúdas.

Los últimos veinte años han sido azarosos para este monte. Así lo recuerda el proyecto, en el que se hace hincapié en que el área fue una de las afectadas «polo Eixo Atlántico de Alta Velocidade». Los montes de Catoira, además, también sufrieron «importantes incendios forestais nos últimos anos».

Para compensar las cicatrices del AVE, se acometió una restauración paisajística de la zona de Pedras Miudas, que se completó con la construcción de un centro de interpretación. Y para intentar olvidar la pesadilla del fuego, se realizaron repoblaciones con pinos y castaños. Pero en Catoira quieren hacer mucho más que eso. Quieren un parque forestal que sirva como «ferramenta para preservar, mellorar e por en valor o patrimonio natural, arqueolóxico, etnográfico e cultural presente neste monte». El objetivo, en resumen, es conseguir «unha revalorización total do monte, incrementado o atractivo turístico que xa posuía a nivel xeral, e dotándoo de ferramentas para a prevención e extinción de incendios forestais».

Así que son dos las líneas de trabajo sobre las que se articula este proyecto. Una incluye «actuacións encamiñadas ao uso lúdico e deportivo» de este Monte de Abaixo. Para ello, se pone el foco en el entorno de Pedras Miudas, donde se plantea mejorar los accesos, el vallado perimetral y plantar nuevos ejemplares de frondosas. También se habla de colocar nuevo mobiliario urbano que complemente al que ya existe.

Medidas concretas

Pero más allá de esa puesta a punto, el proyecto incluye grandes novedades: la habilitación de una pared natural de escalada, crear una zona de acampada de autocaravanas y programar un sendero circular que una todos los puntos de interés paisajístico del lugar, que son unos cuantos. Desde los molinos de Outeiro, hasta los petroglifos de Pedras Minas. En ambos casos se planifica su limpieza y señalización. Y para los molinos se propone, además, una iluminación especial que resalte una estampa icónica del municipio.

Medidas para mejorar la prevención de los incendios forestales

Los incendios son los grandes enemigos del monte. Y por eso, el parque forestal debe ser una herramienta útil y eficaz para luchar contra el fuego. No hay mejor manera de hacerlo, que teniendo las zonas de bosque bien cuidadas, y de eso se trata. Dentro de este paquete de actuaciones, el proyecto incluye «a mellora dunha zona de carga de auga na contorna» de la laguna. La recuperación de zonas quemadas próximas a «puntos de especial interese cultural e etnográfico». Se plantea también la «creación de pequenos bosques de frondosas caducifolias microrrizadas, que funcionarían como barreiras verdes en caso de incendio e reducen o risco do mesmo». Por último se sugiere la «adecuación das vías de tránsito para unha mellor mobilidade dos vehículos e do persoal que actúa na defensa contra incendios», y la reducción de los matorrales «en determinadas áreas e camiños ao fin de romper a continuidade horizontal do combustible».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Catoira traza un parque forestal con área lúdica y rocódromo en Pedras Miudas