La Xunta ofrece ayudas a los Concellos para evitar robos en los polígonos

En el parque empresarial de Abalo, los cacos se han llevado dos veces las arquetas y el cableado del alumbrado


catoira / la voz

El polígono industrial de Abalo (Catoira) sigue siendo un erial. Sin embargo, hasta en los polígonos vacíos hay cosas que robar. El alcalde de Catoira, Alberto García (PSOE) explicó ayer que los ladrones han hecho de las suyas varias veces en este espacio. Hasta en dos ocasiones se han llevado las tapas de las arquetas, de hierro fundido. Y también se han llevado los cables del alumbrado.

A reponer todo ese material dedicó el Concello de Catoira la primera de las ayudas que recibió de Industria, dentro de una línea de subvenciones dedicadas a potenciar los polígonos industriales. La del año pasado, por su parte, ascendió a 36.375 euros, un dinero con el que el municipio «levou a cabo o pintado de marcas viarias neste polígono, así como a instalación da sinalización vertical que faltaba, a renovación do tramo de beirarrúas que se atopaba en mal estado e o roce de cunetas, acondicionándose un total de case dous quilómetros».

De todo ello se habló ayer en el polígono de Abalo, ante la primera y única empresa que opera en el parque empresarial. Hasta allí acudió el alcalde, Alberto García (PSOE), el delegado de la Xunta, Cores Tourís, y el jefe territorial de Industria, Ignacio Real. La visita pretendía visibilizar la línea de ayudas para mejorar la competitividad de los polígonos que la Xunta ha vuelto a convocar y que cubre, entre otras cosas, actuaciones dedicadas a la instalación de servicios de seguridad y vigilancia y de sistemas contra el robo de cable. Con esas líneas de ayuda, la Xunta prevé financiar hasta un 80 % del coste de los proyectos que presenten los Concellos y que atañan a cuestiones como «implantar nos parques empresariais plantas de depuración de augas, incluídos os colectores con verquido á depuradora municipal ou instalar sistemas de seguridade e vixilancia», así como sistemas contra incendios.

Catoira plantea que sean los municipios los que gestionen las bolsas de suelo industrial

«Polo Concello pasa unha chea de xente a preguntar polas parcelas do polígono, pero ese interese non se acaba de concretar». Alberto García, el alcalde socialista de Catoira, tiene claro por qué el suelo industrial de Abalo sigue vacío tantos años después de la construcción de este recinto industrial. «É evidente que hai, por un lado, un problema de prezos. É polo outro, unha excesiva burocracia», señala el regidor socialista, que plantea también una solución para arreglar este asunto, del que responsabiliza a Suelo Empresarial del Atlántico, la entidad de la que dependen polígonos como el de Catoira, Vilanova o Rianxo. Y la solución pasaría porque SEA dejase en manos de los Concellos la gestión del suelo industrial. A fin de cuentas, razona García, los municipios son el lugar al que se dirigen, en primera instancia, quienes buscan un lugar donde instalar su empresa.

«Sería interesante que se chegara a un acordo entre SEA e os Concellos para que estes puideran adquirir parcelas para xestionar despois a súa venta», dice García. Considera que eso mejoraría claramente la gestión y permitiría que en un polígono como el de Abalo apareciesen, de una vez por todas, las empresas que hasta ahora no han aterrizado en este lugar. Ni siquiera se han logrado colocar las naves, ya construidas, reservadas para su alquiler con derecho a compra. «É evidente que algo non funciona».

Las quejas de Alberto García no son nuevas. Ya el alcalde de Vilanova ha librado sucesivas batallas para conseguir que SEA baje precios y gane agilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta ofrece ayudas a los Concellos para evitar robos en los polígonos