Cuando las ganas de jugar no entienden de cuotas

Renace el conjunto sénior con los futbolistas asumiendo parte de los costes


vilagarcía

Varios años después, el Catoira volverá a contar con un equipo sénior. Un regreso muy especial porque ha sido por el empeño de los jugadores que, en una situación nada habitual, abonarán la cuota que paga cada chaval de la base para poder seguir calzándose las botas. «A directiva díxolles que non podía asumir un equipo sénior, que si querían xogar tiñan que pagar igual cos rapaces», explica Jorge Padín, coordinador del club.

Dicho y hecho. Los jugadores, que en muchos casos habían concluido su etapa en la categoría juvenil, decidieron dar el paso adelante y han conseguido reunir una plantilla formada por una veintena de integrantes. Mañana se estrenarán con un duelo contra el Caldas en un partido que empezará a las seis de la tarde y en cuyo descanso se procederá a la presentación de los equipos de las categorías inferiores.

En realidad, la decisión que han tomado los jugadores del primer equipo del Catoira no es otra cosa que un apunte más en un club que está intentando diferenciarse en algunos aspectos. Lo explica Juan Laxes, que colabora con la entidad catoirense en calidad de director deportivo: «Queremos incidir en actividades extrafutbolísticas y que conozcan también otros deportes». Las rutas por los petroglifos o visitas a fábricas como Extrugasa o Friscos, donde trabajan varios de los padres de los chavales, son parte del guion de cualquier temporada.

El proyecto surgió hace ya tres veranos e intenta hacerse un hueco en el mundillo del fútbol promocionando unos valores muy especiales. Lo apuntaba el propio Juan Laxes a La Voz tras una de las salidas que habían hecho a los petroglifos. «Buscamos crear personas. Personas a las que les guste el deporte, y si tienen suerte, lleguen a ser futbolistas. Es un orden inalterable», recalcaba entonces el director deportivo del club.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuando las ganas de jugar no entienden de cuotas