Rías Baixas valora ampliar el territorio de la denominación

El presidente reconoce que ha recibido peticiones de A Cañiza, As Neves y Mondariz


cambados / la voz

En los últimos años, Rías Baixas ha recibido un sinfín de peticiones de diversos municipios interesados en que sus territorios formaran parte del ámbito de la denominación de origen. Y, hasta el momento, las había rechazado todas. Concellos del Barbanza, del Morrazo, y otros más cercanos como Vilaboa, pasaron años reclamando su derecho a incorporarse al consello regulador. Ahora que buena parte de ellos ha logrado amparar sus vinos en una indicación geográfica protegida, el consello regulador ha recibido una nueva propuesta que, explicó ayer su presidente, Juan Gil, está siendo estudiada. Los nuevos solicitantes son parroquias de las localidades de A Cañiza, As Neves, Mondariz y Oia.

«Lo único que existe es una solicitud de esos municipios», explica el máximo dirigente de la denominación de origen. Esta petición ha sido ya debatida en la comisión de viticultura, donde se ha decidido encargar los correspondientes informes técnicos que avalen las condiciones de estos territorios para pasar a formar parte de Rías Baixas. Este es el proceso normal que se pone en marcha cada vez que una localidad quiere incorporar su territorio a la denominación de origen. «No hay nada más», sentencia Juan Gil.

Hasta hace unos años, estaba claro que Rías Baixas era contraria a las ampliaciones. Tras sumar a sus dominios a varios concellos de la zona del Ulla, la denominación se cerró en banda a asumir nuevos territorios y se escudaba en que la producción de entonces era más que suficiente para abastecer a los mercados. Pero ese discurso ha cambiado radicalmente en los últimos tiempos. Desde hace un par de años, desde el consello regulador se insiste en la buena marcha de las ventas y en que las cosechas actuales se comercializan al completo, a pesar de ser las más abundantes de la historia de la denominación de origen. «Nuestro límite está en las plantaciones que tenemos», decía recientemente el presidente del consello regulador. No es de extrañar, así, que sean muchos los que piensen que la solicitud de estos municipios será ahora tratada de otra forma completamente diferente. Que el rechazo a las ampliaciones de territorio que imperaba hasta ahora en la denominación de origen esté llegando a su fin.

Fue en mayo del año 2000 cuando el territorio de Rías Baixas sufrió su última ampliación. Entonces, pasaron a formar parte de la denominación de origen varios municipios de las tierras del Ulla en una decisión que recibió un sinfín de críticas, incluso dentro del propio sector del albariño. Desde entonces, otras muchas localidades han solicitados su incorporación, empezando por Catoira y otros municipios del Barbanza. También en la zona del Morrazo y en Vilaboa quisieron formar parte de Rías Baixas. La negativa del consello a permitirles la entrada les llevó a solicitar una indicación geográfica protegida. ¿Será ese el camino que seguirán también Oia, As Neves y Mondariz?

El consello regulador lleva años rechazando solicitudes de otros municipios

UU.AA. pregunta si es necesario crecer y Asaga dice que la propuesta «está moi verde»

Sobre la propuesta de ampliación del territorio de la denominación de origen se pronunciaron ayer dos sindicatos con presencia en el consello regulador. Para Unións Agrarias, antes de tomar decisión alguna se hace preciso hacer un estudio sobre si es necesario buscar nuevas parcelas. Para la Asociación Agraria Galega (Asaga), la propuesta está aún «moi verde».

UU.AA. recuerda que la denominación solo lleva dos años justa de uva, «e hai tres aínda sobraba». Por eso considera que, antes de nada, se debería hacer un estudio sobre si es necesario ampliar el territorio y si esas zonas son las mejores para crecer. «¿Son zonas cunha ampla tradición vitícola?», se preguntan en esta organización. Apuntan a que quizás sería mejor regularizar las plantaciones de uva que ya existen en el territorio de la denominación o fomentar el cultivo en aquellas fincas en las que se abandonó. «Tamén hai a posibilidade de ampliar o cupo aos viticultores ou a de ampliar a zonas que teñen unha indicación xeográfica protexida», argumentan. En su opinión, hay muchas alternativas para crecer y todas ellas deben ser estudiadas en detalle.

En Asaga, por el contrario, aseguran que este proyecto todavía está muy verde. «Hai unha solicitude de varias aldeas de Mondariz e doutros concellos que quedaron fóra da denominación no se día e se pediu un informe aos técnicos», argumentan. Pero reconocen que ahora la denominación parece más abierta a estudiar una ampliación de sus territorios. Sobre todo, añaden, porque la superficie a incluir no es demasiado extensa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rías Baixas valora ampliar el territorio de la denominación