«El pulpo es raro, pero está muy rico»

Los alumnos irlandeses de intercambio se sumergieron en la gastronomía gallega de la mano de un plato desconocido

Los escolares del colegio de Mosteiro, en Meis, reciben con gaitas y pulpo a los alumnos de intercambio con Irlanda Así ha sido el recibimiento que les han brindado en el centro.

CATOIRA / LA VOZ

No hay nada como una buena comida para crear una jornada distendida. Si los alumnos del colegio de Dundalk (Irlanda) que acaban de aterrizar en Catoira fueron recibidos el domingo con una comida de bienvenida, ayer pudieron disfrutar de una jornada gastronómica de lo más completa: colaboraron en la preparación de los alimentos que luego degustaron. Ya lo adelanta Yoana Sánchez momentos antes de ponerse manos a la obra junto a sus nuevos compañeros: «Hay algunos que no saben lo que es el pulpo». Y es que el octópodo fue, sin duda, el protagonista de una jornada en la que no faltaron tampoco tortillas y empandas. «Tiene una textura un poco rara, pero está muy rico», indica Peter Mc Guinness después de catar el primer trozo de pulpo.

Siguieron los consejos dados por Rosa Isorna y sus otras tres compañeras de fogones en el CPI Progreso. «Es un cambio enorme ver la cocina tan llena de gente. No hay queja, se portan bien y hacen lo que se les indica», señala la veterana cocinera. No tardaron mucho en salir los primeros voluntarios para dar vueltas a la multitud de tortillas. Eso sí, antes tocó pelar patatas. No muy lejos, en Meis, se estaba viviendo un hermanamiento similar.

Un programa completo

Catoira y Meis están inmersos en el programa europeo Erasmus +, por el cual se iniciaron una ronda de contactos con centros de Irlanda que ahora desemboca en el intercambio de estudiantes. Pronto el viaje será a la inversa: «Me apetece mucho, va a ser una experiencia totalmente nueva», indica Yoana. Está alumna de tercero de la ESO estará pronto en la casa del alumno irlandés al que su familia acoge ahora, Jack Hanna.

Para favorecer la interacción entre el alumnado y que la visita se aproveche culturalmente de la mejor forma posible, ambos centros están organizando un sinfín de actividades: si los alumnos que tienen al CPI Progreso como centro de acogida visitarán hoy Pontevedra, los de Mosteiro viajarán a Santiago.

¿Es muy distinta la educación en Irlanda?. Alfonso de Mata Rovey dice que sí. Este madrileño que cursa primero de Bachillerato en Dundalk y que disfruta de la experiencia en Catoira al tiempo que ejerce de traductor explica las diferencias: «Tengo dos asignaturas obligatorias (inglés y matemáticas) y cuatro optativas. Para cada una de ellas hay nivel bajo o alto». Dos sistemas diferentes que entran en contacto y que permiten a los alumnos aprender de otra manera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«El pulpo es raro, pero está muy rico»