El juzgado frena a un fondo buitre que pedía 300.000 euros por una deuda que le costó 9.000

La sala número 1 de Vilagarcía reconoce a un empresario el derecho a retracto sobre el crédito que pidió para una nave

.

vilagarcía / la voz

«Es el negocio más lucrativo del mundo, pero esta sentencia puede ponerle un obstáculo muy importante». La apreciación corresponde a Manuel Dios Crujeiras, el abogado que acaba de defender con éxito a un empresario de Catoira frente a uno de los denominados fondos buitre. En esencia, la sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Vilagarcía reconoce al demandante el derecho de retracto frente a dos créditos litigiosos, que el hombre había concertado con una entidad bancaria para la construcción de una nave. El fallo puede recurrirse ante la Audiencia Provincial, pero, de adquirir un carácter firme, supondría que el afectado cancelase una deuda que supera los 300.000 euros con el pago de apenas 9.000, siempre según los cálculos del letrado.

La secuencia es tan sencilla como alucinantes resultan los beneficios que TTI Finance, el fondo buitre, pretendía obtener con esta operación. En un momento dado, el empresario no pudo hacer frente a los pagos, de forma que el banco recurrió a una ejecución hipotecaria que concluyó con la subasta de la nave. Lo cual no impidió que la deuda del particular siguiese viva. Ante las dificultades para su cobro, la entidad financiera le vendió los derechos del crédito a la sociedad de capital riesgo. Aunque TTI Finance no comunicó en ningún momento el precio que pagó por esta deuda, Manuel Dios calcula que rondará los 9.000 euros.

En este punto reside la clave de lo ocurrido, puesto que, al no haber notificado a los interesados ni el precio ni el resto de las condiciones de la cesión del crédito, el juzgado considera que el plazo del derecho de retracto, que se estipula en nueve días, nunca llegó a transcurrir, por lo que el empresario puede ahora acogerse a él, entregando a TTI tan solo lo que el fondo pagó al banco.

Votación
15 votos
Comentarios

El juzgado frena a un fondo buitre que pedía 300.000 euros por una deuda que le costó 9.000