Los comuneros reclaman soluciones para los caballos maltratados en el Xiabre


vilagarcía / la voz

Desde hace tres años, en Galicia está en vigor una normativa que regula la presencia e identificación del ganado mostrenco que habita los montes del país. De acuerdo con este documento, los propietarios de las cabezas están obligados a implantar en cada una de ellas un microchip, de forma que la titularidad de los animales resulte fácilmente acreditada a todos los efectos.

Pese a que el reglamento marca este precepto claramente, e incluso establece un régimen de sanciones para los infractores, en la práctica la Consellería de Medio Rural apenas aplica su contenido. Esto es, al menos, lo que ayer denunciaron los comuneros de San Miguel, en Catoira. «Nós non estamos en contra dos cabalos, e de feito o maltrato ao que son sometidos coas trancas é unha barbaridade, pero reclamanos que aqueles que causen danos se responda por eles», apunta el presidente del colectivo, Luis Rey.

Los caballos que pastan libremente en el Xiabre, añade el portavoz de la comunidad de montes, han arruinado el 40% de una plantación de especies arbóreas autóctonas que en el 2008 se llevó a cabo en una superficie de dos hectáreas. Y es que los animales se alimentan de los brotes. «O normal é que exista un seguro, que os propietarios sexan identificados e que desta forma os danos se resarzan», insiste Rey, que igualmente comprende que el maltrato y las trancas que entorpecen el movimiento del équido, conocidas popularmente como pexas, deben ser erradicadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los comuneros reclaman soluciones para los caballos maltratados en el Xiabre