Portos y Concello buscan soluciones para las palmeras de A Calzada

b. c. CAMBADOS / LA VOZ

CAMBADOS

Martina Miser

De los 35 ejemplares que crecían en el parque ya se han talado quince

03 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Cambados y Portos de Galicia —titular de los terrenos— siguen buscando fórmulas para minimizar los perjuicios que está ocasionando la plaga del escarabajo picudo en las palmeras de A Calzada. De los 35 ejemplares que había en el parque ya se talaron quince, y posiblemente no sean las últimos que sucumban a la motosierra.

De ello se habló en la reunión que ayer mantuvieron en Santiago representantes de Portos con el alcalde de Cambados, Samuel Lago, y el concejal de Urbanismo, Xurxo Charlín, en la que se decidió supeditar cualquier decisión a nuevos informes técnicos. En todo caso, según informó el regidor, se consensuó que de tener que seguir aplicando tratamientos contra el picudo, estos gastos se financiarán a medias entre ambas administraciones.

Pendientes del plan especial

Otro de los asuntos que iba en agenda es el que afecta a la tramitación del plan especial portuario, un documento crucial del que depende, entre otras cosas, la construcción de la nueva plaza de abastos.

La previsión que se maneja es que antes de acabar el mes el texto sea remitido al Concello cambadés redactado de tal manera que garantice la permanencia de las empresas del sector mar-industria en Tragove y de la plaza de abastos en su actual emplazamiento. Costas puso todo patas arriba hace unos meses con un informe en el que cuestionaba la continuidad de las depuradoras y de la plaza en los terrenos portuarios, pero después se informó de la voluntad del ministerio de corregir esta cuestión. Portos trata ahora de dar encaje legal a este galimatías, aunque la última palabra será de Costas del Estado.

Hasta que el Concello disponga de este plan especial aprobado de forma definitiva sigue con las manos atadas para poder iniciar los trámites que conduzcan a la esperada obra de la plaza de abastos, un proyecto que empezó a gestarse hace ocho años y sigue sin cuajar.

Ayer también se habló de otra espina pendiente, la concesión administrativa para que el Concello pueda hacer uso del salón Peña, que, según la información facilitada al alcalde, podría estar lista a finales de año.

Otra buena noticia con la que regresó la delegación cambadesa se refiere al inicio de los trámites para que el Concello pueda hacerse con 18.000 metros cuadrados situados en la zona de O Pombal. Estos terrenos están actualmente bajo la tutela de Portos y desde la Xunta anuncian que se acometerá el trámite de declaración de innecesariedad para que Costas, a su vez, pueda realizar su desafectación. Una vez pasen a ser de competencia municipal, el Concello podrá disponer de ellos para instalar servicios y darles nuevos usos.