Mar irá a los tribunales si Costas expulsa a tres depuradoras del puerto de Cambados

Rosa Estévez
rosa estévez CAMBADOS / LA VOZ

CAMBADOS

Martina Miser

La conselleira teme un efecto contagio en negocios de los 122 puertos gallegos

11 may 2022 . Actualizado a las 19:52 h.

Hoy, a las ocho de la tarde, el pleno de Cambados se reunirá para aprobar una moción de apoyo a las tres depuradoras de marisco de Tragove cuya continuidad está en entredicho tras un informe del Ministerio para la Transición Ecológica que advierte que deberán dejar su actual ubicación en cuanto expiren sus concesiones. Luego, a las puertas del consistorio, se celebrará una concentración que se espera que sea masiva: esas firmas dan trabajo a trescientas personas y canalizan el producto de mariscadoras y bateeiros. El asunto es grave para Cambados y para el resto de Galicia, ya que en él ven empresarios y políticos el primer golpe de un tsunami que podría barrer todas las empresas de la cadena mar-industria instaladas en la costa. Es más, la Xunta teme que esa situación pueda reproducirse en otros puertos gallegos y afectar a negocios asentados en las 122 terminales de titularidad autonómica.

La situación se antoja complicada, pero la Consellería do Mar ha querido transmitir a las tres empresas afectadas «tranquilidade e máximo apoio». Rosa Quintana visitó ayer Cambados y se reunión con representantes de la cadena mar-industria. «Cando diciamos que viña o lobo, chamábannos alarmistas. Agora, o lobo xa está aquí», explica la conselleira, que recuerda que se presentaron alegaciones contra el artículo 18 (que acabó siendo el 20) de la Ley de Cambio Climático, un texto que «temos recorrido porque pensamos que é inconstitucional». En el contexto actual y en lo que atañe a Cambados y a los peros que el Gobierno central ha puesto al plan de usos portuarios, la Xunta está presentando alegaciones. «O ministerio ten capacidade suficiente para ver alegacións que presenta a Xunta e dar un paso atrás. E se non o fan, nós recorreremos aos xulgados», explica Quintana.

La conselleira tiene claro que el problema que ha surgido en Cambados responde al hecho de que el ministerio no tiene en cuenta la realidad gallega, y el peso que el mar tiene en nuestra economía. «Non coñecen a nosa realidade, porque se a coñecesen non dirían que as depuradoras se trasladen a polígonos industriais». También considera que el Gobierno central está invadiendo competencias autonómicas, y eso es algo, señaló Quintana, que la Xunta no va a permitir.