Una familia de Cambados se salva «in extremis» del desahucio

Bea Costa
Bea Costa CAMBADOS

CAMBADOS

MARTINA MISER

El juzgado le otorgó cinco días de plazo para presentar alegaciones cuando los funcionarios estaban ya en la puerta de su casa. Stop Desahucios agradece su «empatía e humanidade»

09 sep 2021 . Actualizado a las 11:54 h.

Con los funcionarios judiciales y el cerrajero en la puerta se evitó esta mañana el desahucio de una familia en Cambados. El juzgado número 1 de la localidad iba a proceder a las 9.15 horas a realizar el lanzamiento en cumplimiento con el procedimiento en marcha, pero la rápida intervención de la plataforma STOP Desahucios lo evitó. Ayer por la noche le envió un correo electrónico a la secretaria judicial informando de que la familia en cuestión ya había pagado los mil euros que debía en concepto de dos meses de alquiler y que estaban en buena disposición para abandonar la casa. Solo pedían unos días para desalojarla con tranquilidad, sin tener que pasar por el mal trago que implica un desahucio, y el juzgado atendió su demanda.

El presiente de STOP Desahucios, José Manuel Pena, agradece «empatía, dilixencia e humanidade» demostrada por los funcionarios judiciales al paralizar el procedimiento y otorgar cinco días a la familia para que presente las alegaciones correspondientes. «Nos xulgados de Cambados e Vilagarcía son moi comprensivos con estes temas, non ocorre así en Ribeira ou en Noia».

El caso de esta familia, compuesta por una pareja y dos hijos, una de ellos menor de edad, está ya en conocimiento del departamento de Servizos Sociais del Concello de Cambados, que se ha ofrecido a prestarle la ayuda necesaria. En todo caso, explica Pena, no se trata de una familia en situación de vulnerabilidad. Ha llegado a esta situación por la factura del covid-19, que les dejó sin su fuente de ingresos y durante dos meses no pudieron pagar el alquiler. Su situación ha mejorado y pudieron hacer frente a la deuda, pero ya no seguirán en la misma vivienda. El contrato de arrendamiento vence en octubre y su idea es buscar un nuevo alojamiento.