Las zonas altas de Vilariño y el polígono de Sete Pías recuperan el suministro de agua

Bea Costa
Bea Costa CAMBADOS

CAMBADOS

MARTINA MISER

El PP critica la gestión del gobierno local ante una avería que dejó sin abastecimiento a varios vecinos y empresas desde el viernes

25 may 2021 . Actualizado a las 19:42 h.

Por la mañana todavía había viviendas de Vilariño y empresas del polígono industrial Sete Pías sin suministro de agua, pero la situación está subsanada a esta hora, según informan desde el Concello de Cambados. «A primeira hora abriuse o depósito e, aínda que en algúns puntos houbo que facer purgas, o servizo xa está restablecido a todos os usuarios», según informa el concejal Samuel Lago. Por su parte, el concejal de Cambados Pode, José Ramón Abal, afirmaba esta tarde que seguía habiendo viviendas sin agua y calificó la situación vivida en Vilariño de «moi grave».

El viernes, vecinos de los lugares de San Antón, Cuíñas y Xesteira (Vilariño) y de varias zonas de Meis vieron como sus grifos dejaban de manar agua. La causa fue una avería en el depósito de Sete Pías que provocó la caída de la presión, dejando por el camino duchas, coladas y obligando a alguna empresa, caso de una conservera, a cerrar este martes sus puertas.

El gobierno local de Cambados se reunió el lunes con los responsables de la empresa concesionaria del servicio, Viaqua, que, como recurrió a un baipás que permitió desviar el caudal del agua a otro tramo de la red, pero el nivel bajó tanto que la presión se vino abajo. A mayores, se produjo otra avería en las instalaciones de Meis, lo cual dejó allí también a varios vecinos sin suministro de agua. Una vez resueltos estos problemas, el objetivo es evitar que episodios de este tipo se vuelvan a repetir y, para ello, habría que construir una nueva traída de agua desde la estación depuradora de Treviscoso o bien desde Ribadumia. Eso supondría una inversión de unos 250.000 euros, según los técnicos, que el Concello cambadés no podría asumir en solitario.

El PP de Cambados opina que las riendas del asunto las debe tomar la Mancomunidade do Salnés, pero no por ello deja de reprocharle al gobierno local su pasividad a la hora de actuar ante una contingencia de este tipo. Su portavoz, Luis Aragunde, compareció hoy ante los medios de comunicación para criticar la actuación del bipartito «que non fixo nada ata o luns cando a xente estivo sen auga desde o venres», indicó. «Nin Xurxo Charlín, nin Fátima Abal nin Samuel Lago colleron o teléfono nestes tres días, só lles pido que traballen».

En su opinión, la ampliación de la estación depuradora -pendiente de obras- serviría para subsanar este tipo de problemas, «pero en dous anos non fixeron nada a pesar de que deixamos os terreos comprados», dice en alusión al gobierno del PP en la macomunidad. En relación a las gestiones que habría hecho el gobierno local ante el Concello de Ribadumia para utilizar sus depósitos el pasado fin de semana, Aragunde niega que hayan existido, extremo que ratifica el alcalde de Ribadumia, David Castro.