«No dejo de decirles a los padres que olviden los banquetes de las comuniones»

Cambados prepara a 62 niños para las ceremonias conjuntas que se desarrollarán en los dos últimos fines de semana de este mes

Los muñecos que acompañan a las tardas de comunión ya pueblan los escaparates
Los muñecos que acompañan a las tardas de comunión ya pueblan los escaparates

cambados / la voz

Que la Primera Comunión sea una de las celebraciones más populares del calendario católico no responde a ninguna casualidad. Al sentido puramente religioso del sacramento en sí se une su papel social como primer rito de paso para los niños y las niñas que se asoman al fin de la infancia. La pandemia está poniéndoles las cosas difíciles a las muchas familias que continúan cumpliendo con esta tradición, convertida en un verdadero acontecimiento que incluye regalos y banquetes con parientes, amigos y allegados. Ni Cambados ni ningún otro municipio de O Salnés son ajenos a este fenómeno, pero en su caso se avecinan circunstancias particularmente complicadas, por cuanto la incidencia del coronavirus continúa creciendo hasta el punto de que el concejal de Sanidade, Tino Cordal, está convencido de que el comité clínico que asesora a la Xunta recomendará esta semana su cierre perimetral y la aplicación del nivel máximo de restricciones, que entre otras limitaciones acarrearía la clausura integral de los negocios de hostelería.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«No dejo de decirles a los padres que olviden los banquetes de las comuniones»