Un monitor de yudo agrede a un funcionario de Cambados tras discutir por las medidas anticovid

Los sindicatos municipales exigen que el hombre, que arrojó al trabajador al suelo, abandone su labor formativa. PSOE,l BNG y Somos expresan su apoyo al agredido, Richard Charlín

La agresión tuvo lugar en el gimnasio del colegio de San Tomé

cambados / la voz

Pese a los tópicos que penden sobre este tipo de disciplinas, la enseñanza de artes marciales suele acompañarse de un ejercicio de control sobre las capacidades de combate y de contención de la agresividad. Nada de todo ello fue obstáculo para que el monitor de un club de Cambados acabase agrediendo al responsable de las instalaciones municipales a raíz de una diferencia de opiniones sobre las medidas implantadas para tratar de frenar el avance del coronavirus.

El episodio tuvo lugar el martes de la semana pasada en el gimnasio del colegio de San Tomé. De acuerdo con la información que han recopilado CIG, Comisiones Obreras y CSIF, los tres sindicatos con representación municipal en Cambados, el monitor del club deportivo que en ese momento empleaba las instalaciones mantuvo un intercambio de pareceres poco agradable con una de las empleadas de limpieza que adecentan el centro. A la vista de lo ocurrido, la trabajadora decidió poner el asunto en conocimiento del funcionario que regula esta área, quien a su vez acudió a San Tomé para hablar en persona con el individuo.

El detonante de la discusión habían sido las limitaciones aplicadas al uso de esta clase de espacios al hilo de la pandemia, que por lo visto los participantes en la sesión que desarrollaba el club estaban incumpliendo de alguna manera. Algo, desde luego, no debió de ir bien en aquella segunda conversación cuando el monitor se encaró con el trabajador municipal, lo arrojó al suelo y acabó golpeándolo. Al menos, quienes entonces se hallaban en el gimnasio eran un grupo de adultos.

Las tres organizaciones sindicales mostraron ayer su repulsa ante «este inaceptable episodio que rematou coa agresión física ao responsable de instalacións deportivas durante o exercicio das súas funcións». El funcionario fue trasladado al centro de salud, donde fue atendido de diversas magulladuras que no le impidieron continuar con su labor después de una jornada de descanso por prescripción médica.

De momento, el consello escolar del colegio San Tomé se reunirá el martes para abordar lo ocurrido en el gimnasio del centro. Para las tres centrales con representación municipal en Cambados, es imprescindible que se «actúe coa máxima contundencia». Máxime cuando el protagonista de los hechos «é unha persoa que debería formar en valores aos mozos e mozas». Los sindicatos consideran «inadmisible que continúe coa actividade» después de los hechos denunciados.

Apoyo del BNG y Somos a Richard Charlín

El BNG de Cambados también se pronunció sobre lo sucedido en estos términos: «O BNG quere manifestar a súa total repulsa á agresión sufrida polo técnico municipal de deportes do Concello de Cambados, Richard Charlín. Non entendemos o comportamento salvaxe e intolerable da agresión sufrida por Richard a mans do representante do club de Judo que estaba a utilizar as instalacións deportivas municipais. Trátase dunha actitude totalmente inaceptable e imperdoable».

«O BNG lamenta que existan este tipo de actitudes violentas que sempre son deplorables en calquera área da vida social pero especialmente no ámbito do deporte. No deporte agardamos que se transmitan os mellores exemplos humanos de superación, altruísmo, colaboración e compañeirismo, polo que o consideramos incompatible coa violencia. Así mesmo o BNG é coñecedor de que Richard sempre foi un exemplo de profesionalidade e de bo facer na súa actividade, polo que no momento actual queremos mostrar o noso total apoio e solidariedade con el e coa súa familia».

Somos Cambados también ha querido expresar su rechazo a estos hechos y anuncia que «apoiará as medidas cautelares que se tomen contra o agresor, entrenador dun clube de Judo que utiliza instalacións deportivas públicas, mentres non se sustancie a denuncia presentada por considerar que a súa actitude, corroborada polas testemuñas deste lamentable suceso, é incompatible cos valores inherentes á formación deportiva dos nosos nenos e nenas».

La alcaldesa Fátima Abal (PSOE) se sumó a las declaraciones de condena e informa que ambos trabajadores cuentan con el respaldo del Concello a efectos legales, a la espera de poder personarse el Ayuntamiento en la causa. Fátima Abal solicitó la convocatoria urgente del consello escolar con el fin de abordar la situación y pedirle a este órgano que prohíba la entrada del presunto agresor a las instalaciones del centro con el fin de evitar futuros altercados con el personal municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Un monitor de yudo agrede a un funcionario de Cambados tras discutir por las medidas anticovid