El bipartito cambadés renuncia a los sueldos para desbloquear el presupuesto municipal

Si ni siquiera así logra aprobar el documento, el ejecutivo integrado por PSOE y Somos presentará una cuestión de confianza. El PP mantendrá la incógnita sobre su voto hasta el pleno del jueves


cambados / la voz

El gobierno de Cambados ha decidido jugar su última carta para intentar desbloquear la aprobación del presupuesto municipal. Dado que la oposición había marcado una línea roja alrededor de los sueldos para los concejales liberados, el equipo formado por el PSOE y Somos está dispuesto a coger la goma de borrar y eliminar la partida reservada para tal fin. Insisten los integrantes del bipartito que es un gesto innecesario: la partida puede estar consignada, pero para ser ejecutada, las liberaciones deberían aprobarse de forma independiente. Aún así, si ese es el gesto que la oposición necesita para dar luz verde a unos presupuestos que este año son especialmente urgentes, están dispuestos a hacerlo. «Renunciamos a todo», resumía ayer el concejal Xurxo Charlín (Somos).

Los integrantes del gobierno local esperan que su órdago final surta efecto, y que entre hoy y mañana «algunha das formacións relevantes para a aprobación do orzamento» los llame por teléfono y recoja el guante.

«Sabemos que non nos van aprobar os salarios neste mandato, por iso estamos dispostos a renunciar a esa cuestión e dedicar esa partida a promoción económica e a obras de mantemento en parroquias e en instalacións deportivas», relata Charlín.

Pero puede que no sea suficiente. El portavoz del PP, Luis Aragunde, reconocía ayer que con esa renuncia a las liberaciones «estamos algo máis cerca, pero segue habendo un problema: a nós non nos permitiron meter ningún dos nosos proxectos no orzamento». Así que, de momento, el voto de los ediles populares «é un non». Y para que las cuentas pudiesen salir adelante deberían abstenerse, toda vez que el BNG ha sido rotundo y claro al respecto de esta cuestión, y el sábado anunció su voto contrario a los presupuestos.

Si la postura del PP no varía, por lo menos hasta la abstención, el presupuesto no se aprobaría. Y si esa situación se produce, «convocarase outro pleno ao que levaremos os orzamentos vinculados a unha cuestión de confianza», según señaló ayer la alcaldesa de Cambados, la socialista Fátima Abal. La alcaldesa fue rotunda en su comparecencia ante los medios. «É a primeira vez na historia que unha alcaldesa de Cambados non ten nin persoal de confianza, nin concelleiros liberados nos que poder apoiarse. Déronme a alcaldía [dijo en relación al BNG] pero deixáronme soa á fronte de Cambados no medio dunha pandemia mundial», señaló la regidora, que aplaudió el compromiso del resto del gobierno, y en especial de los concejales que renuncian a cobrar un sueldo pese a las muchas horas que invierten en el trabajo local. «Agora, se queren, que busquen outra escusa», señala Abal, quien considera que los argumentos esgrimidos por la oposición, y más en concreto por el Bloque, no son más que eso: «Excusas de mal pagador. No mes de outubro empezamos a redactar os orzamentos. Démoslles un papel en branco e dixeron que non, que querían unha proposta sobre a que traballar. Presentámoslla e nin sequera asistiron a moitas das reunións as que foron convocados», se lamenta la regidora.

A pesar de la visible incomodidad del grupo de gobierno con la situación, «por responsabilidade» sus integrantes han decidido apartar del camino todos los posibles obstáculos. Así que, además de renunciar a sus salarios, ayer entregaron el listado de obras que tienen previsto realizar con cargo al Plan Concellos y otros convenios con otras administraciones. En total, es un paquete de inversiones de 1.213.244 euros.

Eliminando esos obstáculos, el gobierno cambadés quiere sacar adelante unos presupuestos urgentes: en este año de pandemia, es necesario inyectar fondos a algunos departamentos, como Servizos Sociais. Los planes del gobierno local pasan por aumentar esa partida hasta los 600.000 euros (200.000 más que el año pasado) para poder hacer frente al aumento de demanda de ayuda en el hogar y del bono de alimentos -de las 45 que se atendían hace un año se ha pasado a las 135 que reciben ayuda en la actualidad?. «Se non se aproban os orzamentos e se esgota a partida, que vai ser desas familias?», se preguntan desde el gobierno. «Non nos podemos permitir chegar a ese punto», igual que los autónomos no pueden quedarse sin ayudas o las instalaciones públicas, dicen, sin desinfectar.

El PP no jugará su baza hasta el jueves

Por su parte, el PP de Cambados mantendrá la incógnita sobre su votación al presupuesto municipal del 2021 hasta el último momento, esto es, hasta el pleno de este jueves (21 horas), que en esta ocasión se celebrará de forma presencial, si bien no se admitirá la asistencia de público debido a las restricciones derivadas de la pandemia. Los vecinos podrán seguir la sesión en directo a través del portal de transparencia del Concello de Cambados.

A diferencia de lo ocurrido en los últimos plenos ordinarios, el orden del día no incluye la cuestión relativa a los salarios de los concejales liberados, como consecuencia del compromiso adquirido por el gobierno local de retirar esta cuestión del presupuesto municipal si, a cambio, la oposición da su apoyo al documento.

Es la única manera de mantener viva la posibilidad de que el presupuesto salga adelante pues, si el PP se ciñe a la abstención que expresó en la comisión informativa del lunes, el punto se aprobaría pese al voto en contra anunciado por el BNG.

En todo caso, la abstención en comisión no es garantía de nada y el grupo popular se reserva la última carta en esta partida que se dirimirá el jueves. Es probable que vote en contra y, en ese caso, la alcaldía plantearía una cuestión de confianza vinculada a la aprobación del presupuesto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El bipartito cambadés renuncia a los sueldos para desbloquear el presupuesto municipal