Mantas y cambios de jaula para que los perros entren en calor

Desde la protectora de Cambados recuerdan que hay que cuidar de las mascotas ante fenómenos como Filomena


cambados / Vilagarcía / la voz

«Os queremos recordar que los animales también pasan frío y muchas veces pueden presentar problemas debidos a la bajas temperaturas». Así arranca la publicación de ayer del refugio de animales de Cambados en su perfil de Facebook, en la que ofrecen una serie de consejos para el bienestar de las mascotas.

«Es importante que no estén atados a cadenas y que puedan tener movilidad, un techo donde resguardarse y una cama o manta para evitar el frío y la humedad».

Por su puesto, en la protectora ubicada en la parroquia de Corvillón no hay cadenas, pero sí han tenido que tomar medidas para combatir los efectos de las gélidas temperaturas de estos días. Los perros de menor tamaño que estaban en las jaulas exteriores los han pasado a las interiores, dentro del edificio, y viceversa, porque los canes de más porte soportan mejor el frío, aunque no siempre, todo depende de la espesura del pelaje.

Además del trasvase de animales, estos días también ha habido que aumentar el número de mantas y de prendas de abrigo -algunas de manufactura artesana- que se destinan a los animales más vulnerables, entre los cuales se encuentran los dos cachorros recogidos la semana pasada. Ahora toca cuidarlos, aunque la previsión es que pronto tengan su propia familia pues ya son catorce las personas interesadas en ellos.

Las crías no suelen pasar mucho tiempo en las perreras porque la demanda para adoptarlos es alta. El problema surge cuando los perros que llegan son adultos o están enfermos, a los que casi nadie quiere; en las instalaciones de Cambados hay en estos momentos medio centenar.

En el refugio de Vilagarcía, situado en Pinar do Rei, Filomena no les ha cogido por sorpresa porque en la ladera del monte Xiabre están acostumbrados a recibir el invierno con heladas, según explica la presidenta, Ángeles Cifuentes. En días como estos, en el geriátrico canino se enciende el calefactor y en la gatera -donde hay 150 ejemplares- se reparten mantas para las cunas. Con los mininos no se corren el riesgos, pero los perros suelen morder las mantas y esto acaba provocándoles problemas digestivos, por eso en Vilagarcía evitan recurrir a este método. Y en relación con los gatos callejeros, cuidado a la hora de encender el coche porque estos buscan el calor de los motores más que nunca en estos días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Mantas y cambios de jaula para que los perros entren en calor