Ya solo falta una pasarela para poder completar el paseo entre Cambados y A Illa

Bea Costa
bea costa CAMBADOS / LA VOZ

CAMBADOS

MONICA IRAGO

Unas obras de la Xunta permitirán abrir la ansiada senda peatonal por el litoral, aunque sigue sin haber solución para salvar la marea en Rego do Alcalde

06 dic 2020 . Actualizado a las 14:05 h.

La buena noticia se conocía hace dos semanas. En los presupuestos de la Xunta para el 2021 se reservan un millón de euros para acometer la mejora de la red de saneamiento entre Cambados y Vilanova. Lo que es de por sí una obra importantísima, por lo que implicará a la hora de eliminar vertidos contaminantes a la ría, cobra mayor dimensión porque la apertura de la zanja en la que se va a instalar el nuevo colector de aguas residuales posibilitará trazar un camino que ahora no existe, y, con él, habilitar la ansiada comunicación por la costa entre los municipios de Cambados, Vilanova y A Illa de Arousa.

En estos momentos es imposible completar este trayecto porque los peatones y ciclistas deben girar y dirigirse tierra adentro a la altura de Corvillón y San Miguel. El tramo sin acceso no llega a mil metros: poco más de doscientos metros en el límite territorial entre Cambados y Vilanova -ocupados hoy por industrias del sector del mar- y otros 700 en la parroquia de San Miguel, entre los que se incluye la lengua de mar que se forma en Rego do Alcalde, impidiendo cruzar al otro lado cuando coincide con la marea alta.

Al margen de la polémica creada en el seno de la Mancomunidade do Salnés por la expropiación de los terrenos necesarios para acometer esta obra, la senda se va a abrir porque los terrenos se van a comprar, toda vez que los respectivos concellos han manifestado su compromiso de asumir este coste. Pero queda por resolver una cuestión fundamental: ¿quién va a financiar la pasarela sobre el esteiro de Rego do Alcalde?