El PP de Cambados se suma en pleno a las críticas por la situación sanitaria y la izquierda lo tacha de hipócrita

La corporación exige al Sergas una atención «digna» en el centro de salud


cambados / la voz

No es habitual que el PP se alinee con las posiciones de la izquierda a la hora de criticar la gestión sanitaria en Galicia, pero en Cambados han vuelto a hacerlo con motivo del debate de las mociones presentadas por el gobierno local (PSOE-Somos) y el BNG al pleno celebrado anoche. En ambas iniciativas se insta a la Xunta a apostar más por la sanidad pública y, en concreto, se pide una atención «digna» en el centro de salud de Cambados.

El portavoz del grupo popular, Luis Aragunde, reconoce que hay deficiencias en el servicio, que se hacen más acusadas ahora en tiempos de covid-19, pero opina que no se puede culpar solo al Gobierno gallego de esta situación. El concejal apunta al estado, como corresponsable, por que no se convocan las plazas MIR para ampliar el personal facultativo ni están llegando las transferencias que se reclaman a Madrid. «A responsabilidade é de todos», afirma Aragunde, quien no dejó de referirse el esfuerzo inversor que está haciendo la Xunta a la hora de dotar a los hospitales gallegos. Con todo, se suma a las voces que reclaman más medios para la atención primaria y las urgencias que se atienden desde Cambados, como lo hizo el mes pasado con motivo de la concentración convocada por el BNG a las puertas del centro de salud (en la imagen).

Desde el grupo nacionalista se congratulan de la adhesión del PP, pero le reprochan lo que consideran un doble discurso. Su portavoz, Víctor Caamaño, habla de hipocresía y le pide a los populares coherencia. «Hai que empezar a asumir as responsabilidades do teu grupo político», indicó.

El concejal de Sanidade y portavoz de Somos, Tino Cordal, se pronuncia en términos parecidos. Reclama «unidade sincera e menos hipocresía» y le recuerda al PP que desde que la izquierda gobierna en Cambados se han llevado una docena de mociones a pleno y se han convocado actos de protesta en la calle en los que los conservadores nunca participaron. Cordal considera que, con su actitud, el grupo popular trata de confundir a la ciudadanía: «Os problemas na sanidade pública non son de agora, levamos moitos así, desde que Feijoo chegou á Xunta e se empezaron as destinar os cartos á sanidade privada».

Desde el PSOE también son críticos con el principal grupo de la oposición. «Pídolles coherencia. En Cambados maniféstanse nun sentido e deberían tamén alzar a voz en Santiago para que as queixas cheguen a quen teñen que chegar», indica Samuel Lago. En su opinión, hay otra lectura que hacer de la postura que mantienen los populares en cuestiones relativas a la sanidad. «Queren facerlle as beiras ao BNG para afastalo de nós», apuntó el concejal socialista.

En el orden del día del pleno de ayer había una tercera moción relacionada con la sanidad pública, por la que Cambados Pode pedía una comisión de investigación sobre el funcionamiento del centro de salud, pero dieron las doce y no dio tiempo a debatirla.

El concejal José Ramón Abal trató de introducirla en el debate abierto a propósito de la cuestión sanitaria, pero la alcaldesa le remitió a su turno y el asunto quedó sobre la mesa, aunque, a priori, no parece que su propuesta tenga visos de prosperar.

No se sabrá hasta el próximo pleno ordinario, en enero, en el que la sanidad volverá a estar presente en el debate. Y no solo en sede plenaria. Desde el bipartito y el BNG de Cambados mantienen en su agenda una ofensiva en la calle para reclamar a la Xunta un mayor compromiso con la sanidad pública, pero la recogida de firmas y la anunciada manifestación de ámbito comarcal tendrá que esperar a que el coronavirus dé una tregua y se levanten las restricciones.

Otro pleno sin poder completar el orden del día

El problema empieza a enquistarse. De nuevo, el pleno de Cambados levantó la sesión de ayer con el orden del día sin completar, en el punto catorce de los dieciocho que había. De modo que la moción por la que se insta al Consello Regulador Rías Baixas que emplee el idioma gallego o la del PP pidiendo un fondo de financiación de carácter provincial quedarán para la próxima ocasión. La sesión de noviembre fue menos convulsa que las anteriores, quizás porque se celebró de forma telemática con cada concejal en su casa y no pudo ser retransmitida en directo por Internet debido a problemas técnicos. El caso es que todos los puntos se aprobaron por unanimidad excepto la relativa a las dedicaciones parciales. La oposición (PP, BNG y Pode) ya dijo y votó en cuatro ocasiones anteriores que no está conforme con ponerle salario a cuatro concejales del gobierno local. El jueves volvieron a hacerlo, esta vez ya casi sin debate, porque consideran que la postura que mantiene el gobierno local sobre este asunto es «ridícula». Con todo, el bipartito seguirá insistiendo en su demanda y volverá a plantear el asunto en el pleno de enero.

A lo que sí se dio luz verde en el pleno es al Plan de acción polo Clima e a Enerxía Sostible (PACES) de la que forman parte municipios de todo el mundo, que asumen así el compromiso de reducir un 40 % sus emisiones de gases de efecto invernadero en el año 2030. «Grazas a estar integrada nesta rede, o Concello de Cambados resultou ser un dos beneficiarios das axudas concedidas pola Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda da Xunta de Galicia con fondos FEDER para sufragar os gastos derivados da elaboración do Plan de Acción para o Clima e a Enerxía Sostible (PACES)», según explican desde el gobierno local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PP de Cambados se suma en pleno a las críticas por la situación sanitaria y la izquierda lo tacha de hipócrita