El sobrino de Charlín ya se había dado a la fuga de otro accidente

Un matrimonio resultó herido en un choque ocurrido en el 2007


vilagarcía / la voz

Noviembre es un mes marcado en rojo en el calendario personal de Diego Silva Charlín, el sobrino del patriarca que acaba de ser detenido por el atropello que el martes segó la vida en Vilanova de una mujer de 76 años, a la que presuntamente no prestó auxilio. Dentro de pocos días, Silva cumplirá 45 años, y no es la primera vez que se ve envuelto en algo parecido. En noviembre del 2007, otra vez noviembre, puso pies en polvorosa junto a un amigo después de provocar una colisión en la que resultó herido un matrimonio de Cambados. Solo habían transcurrido seis meses desde el siniestro que le costó la vida al exconcejal socialista Juan Antonio Dios, el conductor de otro automóvil contra el que Silva también colisionó, en aquella ocasión en Vilagarcía.

Ese primer accidente le granjeó al sobrino de Charlín una condena de dos años y medio de prisión como autor de un delito de conducción temeraria y otro de homicidio imprudente, además de la retirada del permiso de conducir durante cinco años. Aunque la sentencia concluyó que también la víctima había cometido una imprudencia al volante, dos policías testificaron que Diego Silva pilotaba un BMW a gran velocidad, 108 kilómetros por hora en un tramo limitado a cincuenta, que se permitió derrapar frente a comisaría y que estuvo a punto de arrollar a un grupo de peatones delante de un paso de cebra.

Queda dicho que, apenas seis meses después, él mismo se veía involucrado en otro accidente. Todavía no había sido juzgado y, a la vista está, seguía en el asfalto. Su automóvil maniobró para incorporarse a la carretera que une Vilanova y Cambados, a la altura de San Miguel de Deiro, sin percatarse de la presencia de otro coche contra el que acabó colisionando. Él y su acompañante decidieron dejar el vehículo donde se había quedado tras el impacto y abandonar el lugar sin prestar auxilio a los ocupantes del segundo turismo ni aguardar a la llegada de la policía o de los servicios de emergencias. El matrimonio que viajaba en él, un hombre de 62 años y su esposa, de 56, tuvieron que ser hospitalizados en dos ocasiones a raíz de aquel choque.

Transcurridos trece años desde todo aquello, ha vuelto a ocurrir. Según las investigaciones emprendidas por la Policía Local de Vilanova, Diego Silva conducía el martes por la noche un Porsche Cayenne con el que arrolló a Dolores Ventoso, causándole la muerte. «Donde a otros les da por ponerse a bailar, a él le da por coger el coche», explica alguien que lo conoce desde hace tiempo. Nada que pueda justificar el gusto por la velocidad, los automóviles de alta gama y las motos de gran cilindrada.

La víctima del atropello mortal del sobrino de Charlín: Loliña era viuda y tenía 3 hijos y seis nietos

La Voz

Dolores Ventoso, que tenía 76 años, murió atropellada el martes en Vilanova

La víctima mortal del atropello ocurrido el martes en Vilanova, Dolores Ventoso Cores, más conocida como Loliña, será enterrada esta tarde en su pueblo. Sus restos mortales serán conducidos a las cinco menos cuarto a la iglesia parroquial de San Cipriano -a pocos metros donde un coche le truncó la vida- y, tras el funeral, al cementerio de Vilanova, que deberá desarrollarse con las limitaciones que impone el covid-19. El cuerpo está siendo velado en la intimidad familiar. Dolores Ventoso tenía 76 años, era vecina de Vilanova, viuda de Joaquín Chazo Vázquez -ambos en la imagen- y tenía tres hijos y seis nietos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El sobrino de Charlín ya se había dado a la fuga de otro accidente