La residencia Divina Pastora mantiene solo dos contagiados y las demás PCR son negativas

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

CAMBADOS

Martina Miser

La Domus Vi de Ribadumia registra dos casos más entre sus trabajadores y la de Cambados sigue con diecisiete positivos

12 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras unas horas de angustia, la tranquilidad volvió a reinar en la residencia Divina Pastora de Vilagarcía. El positivo de dos usuarias alzó la voz de alarma, pero las pruebas PCR que se han hecho al resto de internos y al personal han dado negativo, en lo que ha sido todo un alivio tanto para los responsables de la instalación como para los familiares de las personas que en ella están.

Las dos personas que dieron positivo están «aisladas, estables y bien», según explican desde la dirección de la residencia, que subrayan el apoyo que están recibiendo de los familiares de los internos tras pasar «momentos muy difíciles y muy duros». Además de los dos mayores, una trabajadora de Divina Pastora dio positivo hace unos días.

Estabilidad, dentro de la lógica preocupación por el estado de los enfermos, que reina también en la residencia Nosa Señora Valvanera, de Cambados. Allí sigue la cifra de los diecisiete contagios de días pasados, según apunta el Sergas, divididos entre ocho usuarios y nueve trabajadores.

La situación más preocupante, al menos por el número de casos, es la de la Domus Vi de Ribadumia. La muerte el martes de una mujer de 91 años eleva a dos los fallecimientos y, lo peor, es que el número de casos sigue en aumento puesto que en la relación de ayer aparecen dos nuevos positivos de trabajadores. Son en total cien (71 residentes y 29 trabajadores) los casos activos que presenta la residencia ribadumiense.

Meis

Por otro lado, en Meis han decidido suspender las actividades que se venían realizando en los locales municipales. La medida entró en vigor ayer y se mantendrá hasta que la evolución de los casos de covid-19 no aconseje devolver la situación a su estado anterior. La medida llega tanto por el incremento en el número de casos, como por el incremento de las personas a las que se les restringe la movilidad. «Esta suspensión será efectiva como mínimo durante unha semana e poderá revisarse en función da evolución dos datos que o Concello de Meis vaia recibindo», explican desde el ayuntamiento arousano, que aparece en el nivel de alerta una en los mapas que hace públicos la Xunta tanto en los casos de los últimos siete días como de los últimos catorce.