La oposición tumba por tercera vez los sueldos del bipartito de Cambados

Bea Costa
bea costa CAMBADOS / LA VOZ

CAMBADOS

Mónica Irago

PSOE y Somos siguen sin alcanzar un acuerdo con el BNG en esta cuestión

25 sep 2020 . Actualizado a las 16:11 h.

A la tercera no fue la vencida y está por ver que vaya a serlo a la cuarta o a la quinta. El bipartito de Cambados (PSOE-Somos) incluyó en el orden del día del pleno celebrado anoche su propuesta de liberaciones para el gobierno local pese a no tener garantías de que el asunto fuese aprobado. El bipartito está en minoría -siete concejales de una corporación de diecisiete- de manera que necesita apoyos en la oposición para aprobar esta y cualquier otra cuestión que se someta a votación. El PP, el BNG y Cambados Pode ya votaron en contra de las liberaciones parciales en dos ocasiones anteriores y, según explican, la situación no ha cambiado desde julio como para cambiar su posicionamiento.

De forma que ayer rechazaron la propuesta de liberar a tiempo parcial a cuatro concejales, a razón de un salario de 21.200 euros anuales brutos en catorce pagas para cada uno de ellos (dos del PSOE y dos de Somos). Estas retribuciones se sumarían a los 40.000 euros brutos que ya cobra la alcaldesa, Fátima Abal, en concepto de dedicación exclusiva, sueldo que, paradójicamente, fue aprobado gracias a una enmienda formulada por el PP y apoyada por el resto de la oposición. Y es que, en su opinión, la regidora sí debe percibir una retribución dadas las responsabilidades del cargo, lo que no tienen tan claro es que deba haber otros cuatro salarios más, aunque sean a tiempo parcial. Luis Aragunde (PP) y José Ramón Abal (Pode) coinciden a la hora de argumentar que la gestión del bipartito no justifica más sueldos. «A alcaldesa xa cobra e debería facer máis do que fai, máis e mellor», señala el portavoz popular. «Non hai que esquecer que o Concello está nun plan de axuste financeiro e, ademais, a Marea de Pancho Casal [en alusión a Somos] dixo na campaña electoral que non quería salarios. E tampouco é certo iso que se di de que non cobran nada. Hai cinco concelleiros nas xuntas de goberno que entre comisións e plenos veñen cobrando 500 euros ao mes», apunta Abal.

En todo caso, en el bipartito no esperaban un cambio de postura por parte de la derecha. Sus expectativas pasan por encontrar los apoyos en las filas del BNG, pero este apoyo sigue sin producirse. En los últimos quince días, el gobierno local convocó en dos ocasiones al grupo nacionalista a sendas reuniones para abordar la cuestión, pero el Bloque exigió antes de sentarse a hablar una propuesta por escrito que no colmó sus expectativas ni acepta que el asunto se haya incluido en el orden del día sin haber un acuerdo previo al respecto.