La causa de Sara encuentra eco en Cambados: «Somos trans e non nos calarán»

Bea Costa
bea costa CAMBADOS / LA VOZ

CAMBADOS

La Guardia Civil hizo un gran despliegue ante el temor de incidentes durante la manifestación, pero finalmente no hubo altercados

21 sep 2020 . Actualizado a las 21:53 h.

«Somos trans e non nos calarán». Esta es la frase que coreaban las integrantes de la asociación Nós Mesmas esta tarde a su paso por el paseo marítimo de Cambados, justo delante del bar donde tuvo lugar el incidente que propició esta movilización. Sara Aguado afirma que allí fue objeto de insultos por su condición de transexual y el colectivo consideró oportuno lanzarse a la calle para expresar su repulsa por estos hechos.

Los planes iniciales pasaban por terminar la manifestación frente a la cafetería y hacer allí la lectura de manifiestos, pero a última hora se decidió cambiar la hoja de ruta en aras de evitar posibles altercados. La alcaldesa, Fátima Abal, actuó de mediadora con el fin de apaciguar los ánimos a la vista de la polvareda que este asunto suscitó en medios de comunicación y redes sociales. Tanto es así que la Guardia Civil desplegó cinco patrullas en el paseo de San Tomé, a mayores de la presencia de varios agentes de la Policía Local de Cambados.

Finalmente se hicieron cambios y la lectura de manifiestos se realizó, primero, en la plaza del Concello y, después, ante el salón Peña. La cabeza de la manifestación sí hizo una parada ante el bar para dejarse ver y oír mientras los clientes que tomaban unas cañas en la terraza asistían impasibles a esta insólita estampa. Allí, según el testimonio de Sara, una camarera la llamó «maricón de mierda» porque no quiso barrer la terraza -Sara trabaja de forma temporal en el servicio de limpieza del Concello-, lo cual propició que denunciara el caso ante el juzgado, caso que, para su sorpresa, se archivó sin mayores consecuencias. Por su parte, este sábado a preguntas de este diario, el propietario del establecimiento rehusó hacer una valoración de lo ocurrido.