La mancomunidad adjudica el contrato de la basura de Cambados y Vilanova por imperativo legal

El Tribunal Administrativo falla a favor de la empresa Valoriza


cambados / la voz

La contratación del servicio de transporte y recogida de los residuos sólidos urbanos de los concellos de Vilanova y Cambados, que se hace a través de la Mancomunidade do Salnés, va camino de convertirse en un despropósito. La comisión ejecutiva de la entidad acordó ayer adjudicar el servicio a la empresa Valoriza por imperativo legal, siguiendo las instrucciones del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia al que recurrió la empresa por considerar vulnerados sus derechos. La de Valoriza fue la oferta propuesta por la mesa de contratación celebrada hace ya más de dos años, pero otras empresas que competían en el concurso no estaban conformes con la resolución y optaron por recurrirla, lo cual prolongó todo el procedimiento más de lo deseable.

Ante el cariz que tomaron los acontecimientos y teniendo en cuenta las discrepancias que surgieron entre los concellos de Cambados y Vilanova respecto a cómo debe diseñarse y prestarse el servicio de recogida de la basura, en la mancomunidad pensaron que lo mejor era hacer borrón y cuenta nueva y renunciar al contrato en cuestión. Pero el Tribunal Administrativo considera que el procedimiento está ya demasiado avanzado para dar marcha atrás y resolvió a favor de Valoriza, que tendría que asumir a partir de ahora la prestación del servicio. No obstante, posiblemente no sea este el final del culebrón, dado que todavía caben nuevas reclamaciones por parte de las firmas implicadas y en los concellos saben por experiencia que las empresas suelen explorar esta vía hasta sus últimas consecuencias. Entre tanto, los contenedores de Cambados y Vilanova los sigue vaciando la empresa Urbaser, a la que se le adjudicó el servicio de forma provisional por tres meses y acumula ya prórrogas por dos años. El gobierno cambadés aspiraba a desligarse de la mancomunidad y contratar el servicio por su cuenta, pero tendrá que seguir de la mano con Vilanova.

Un crédito de 650.000 euros para modernizar la planta de agua potable

En el pleno celebrado ayer en la Mancomunidade do Salnés en Cambados, además de dar cuenta de la adjudicación del servicio de la basura, también se informó del proyecto que se está acometiendo en la estación de tratamiento agua potable situada en Pontearnelas, donde se están invirtiendo más de 600.000 euros para convertirla en una planta de última generación que redundará en ahorros económicos y mejoras medioambientales.

El 80 % de la inversión se financia con cargo a fondos europeos gestionados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, y el 20 % restante lo asumen los concellos, cantidad que la mancomunidad espera amortizar con cargo al ahorro económico que va a suponer la instalación de la planta fotovoltaica en la depuradora de Tremoedo. El caso es que la subvención europea está tardando más de lo previsto, lo cual obligó a la mancomunidad a pedir un crédito por 659.000 euros para hacer frente a los gastos que implican las obras que se están ejecutando actualmente en la planta situada río arriba.

Para llevar a cabo este proyecto también fue necesario adquirir una parcela, por valor de 10.000 euros, de cuya compra se dio cuenta en el pleno de la entidad comarcal celebrado ayer.En la sesión también se votó la cuenta general del presupuesto del pasado ejercicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La mancomunidad adjudica el contrato de la basura de Cambados y Vilanova por imperativo legal