Sito Miñanco y Tania Varela, reencuentro de narcos en una biblioteca

Ambos de Cambados y con amistades en común vinculadas a la cocaína, coinciden en el espacio sociocultural de la prisión de Zaragoza; él juega al ajedrez, ella coordina la revista penitenciaria

Jose Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco; y Tania Varela
Jose Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco; y Tania Varela

Vigo

José Ramón Prado Bugallo avivó recientemente el espectro del narco Sito Miñanco. Pretendió agasajar a dos funcionarios de la cárcel de Zuera (Zaragoza) con empanadas da terra. Sucedió poco antes del confinamiento. «Quería enviarlas a las casas de dos compañeros que gestionan su módulo, ¡y eso que uno también nació en Galicia!», explican varios de los 550 trabajadores del penal aragonés. El interno Prado Bugallo (Cambados, 1955) ocupa una celda del modulo 10, dedicado a preventivos reincidentes. Primero, al instalarse allí en el 2018, fue cabo de limpieza, pero acabó cediendo el testigo a un recluso cercano. También se buscó un acompañante de tamaño para protegerse. Su cometido actual se ubica en el comedor. Saca las bandejas al finalizar la comida y, ya en el módulo, limpia el taller ocupacional. Pero el covid-19 alteró sus rutinas, con incursiones regulares al edificio sociocultural. Y es que Sito Miñanco agota su tiempo lúdico entre damas, reinas, reyes, torres, alfiles y caballos. Todo concentrado en tableros de 64 casillas de ajedrez el considerado primer jefe de jefes del narcotráfico en España.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Sito Miñanco y Tania Varela, reencuentro de narcos en una biblioteca