Abandona a su perro de raza peligrosa en el refugio de Cambados y se disculpa

El dueño lo dejó atado en la puerta de la clínica con una nota: «Siento mucho hacer esto, pero no tengo otra solución». La protectora ha denunciado el caso ante la Guardia Civil

;
Abandonan un perro de raza peligrosa en Cambados El can fue atado a la puerta de la clínica veterinaria del Refugio de Animales con una nota manuscrita

Cambados / La Voz

Chico apareció esta mañana atado a la puerta de la clínica del refugio de animales de Cambados, situada en la avenida de A Coruña, en unos pasos de la plaza de Fefiñáns. No es un perro cualquiera ni la forma de abandonarlo es la habitual. Se trata de una raza peligrosa, cruce de bóxer con american stanford, y su dueño lo dejó con una nota en la que informa de que no puede hacerse cargo del animal. «Siento mucho hacer esto. Se llama Chico, es muy buen perro y muy buen amigo. De verdad que no tengo otra solución. Por favor, buscadle un buen sitio. Si me queréis denunciar, lo entiendo, lo siento», escribió el autor, que incluso firma la misiva.

Tampoco hubiera sido complicado localizarlo. El can tiene chip y, además, su dueño había acudido ya en noviembre al refugio pidiendo ayuda para buscarle una nueva familia. Sería la tercera, porque Chico ya tuvo anteriormente otros propietarios, según la información que manejan en la protectora.

El episodio colmó el vaso de la paciencia de Olga Costa, la presidenta de la asociación. «Esto no puede ser, hay que pararlo, nosotros no podemos hacernos cargo de estos animales». De modo que esta misma mañana presentó la oportuna denuncia en el cuartel de la Guardia Civil —situado al otro lado de la calle— y tenía intención de hacer lo propio, vía administrativa, ante la Xunta de Galicia. La policía local también ha levantado acta sobre lo sucedido. El propietario se enfrenta, como poco, al pago de una multa, «pero a él le da igual porque dice que es insolvente y ya está», apunta Olga Costa.

Chico es el sexto perro de raza peligrosa que ingresa en las instalaciones del refugio cambadés, lo cual agrava el problema de espacio que registran las instalaciones, dado que estas razas precisan una jaula individual. «Por los seis perros de raza peligrosa dejamos de acoger a otros 24, que sí pueden compartir jaula». A ello hay que sumar el hecho de que pueden resultar animales agresivos que requieren un trato especial. «El suyo no es un problema de comportamiento, es una cuestión genética, y lo peor es que están criándose y vendiéndose sin ningún tipo de control». Costa pone así el foco en otro problema al que, a su juicio, no se le está prestando la atención debida por parte de las autoridades competentes. «La gente no es consciente de lo que tiene en casa y los cría y los vende aunque no se puede hacer, y cuando no pueden hacerse cargo de ellos, los abandonan».

En el refugio cambadés están acostumbrados a encontrarse perros a las puertas de las instalaciones de Treviscoso (Corvillón), pero nunca se había dado el caso de toparse con uno de raza peligrosa al pie de la clínica, y con nota incorporada. «Además el perro estaba sin bozal en un sitio por el que pasan un montón de gente». Los otros cinco perros de razas peligrosas a los que le dan techo fueron recogidos por la policía local en las zonas del rural, y, por supuesto, no son los únicos que habitan las jaulas de los centros de acogida. En el refugio de Vilagarcía, por ejemplo, hay entre cuatro y cinco.

Pese a las características de este tipo de razas, hay motivo para la esperanza. En Vilagarcía han adoptado en los últimos tiempos a dos ejemplares y en Cambados aspiran a que Chico encuentre una nueva casa más pronto que tarde.

Chico resultó «ser un amor» de perro

bea costa

El animal abandonado el martes en Cambados sigue en el refugio a la espera de una familia

Chico, el perro de raza potencialmente peligrosa abandonado el martes en la puerta de la clínica del refugio de animales de Cambados, resultó ser «un amor con las personas», según explica la presidenta de la protectora, Olga Costa. Otra cosa es con los perros, especialmente sin son machos, lo cual obliga a mantenerlo aislado en su propia jaula. Chico necesita socialización, esa es la clave -explica- para que este tipo de razas puedan convivir sin problemas con los humanos y con otros animales, y esa es la tarea que queda ahora por delante.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Tags
Comentarios

Abandona a su perro de raza peligrosa en el refugio de Cambados y se disculpa