David Osanz: «Siempre hace falta que explote algo para que vuelva a renacer todo»

Lume!, el grupo barcelonés de post-rock instrumental, actúa el sábado en la Krazzy Kray de Cambados


Sí, sí, son de Barcelona. Lo del nombre fue una propuesta de David Osanz, un ourensano afincado en la ciudad condal. Y gustó. Por aquello de «darle caña», comenta. Y es que de caña no van mal Lume! Lo atestigua su hasta la fecha único epé, Volchanus, en el que despachan seis subyugantes canciones que asumen postulados del progresivo pero también del hardcore.

-¿Os sentís cómodos en la etiqueta de post-rock?

-La mayoría de los músicos de Lume! llevan 15 años tocando instrumental, con lo cual las etiquetas nos dan ya un poco igual. Es cierto que Lume! tiene una parte muy de progresivo y muy post pero tiene otra muy rockera. Incluso nos permitimos detalles de arreglos como muy salseros... Es una interesante mezcla que no es nada habitual. Pero no es premeditada, nace de la libertad.

-Nuestra referencia más recurrente siempre es Toundra.

-Toundra son más clasicotes. Muy buenos pero lo suyo es progresivo más de libro.

-Vuestro primer disco está concebido en torno a una idea conceptual, la del volcán.

-Efectivamente. Lume! creemos que hace falta que explote algo para que vuelva a renacer todo. Y eso lo asociamos a la idea de un volcán. Vimos que en diferentes partes del mundo hay volcanes que tienen detrás una historia muy chula y decidimos que ese fuera el hilo conductor.

-O sea que primero elegís un volcán y a partir de ahí hacéis el desarrollo instrumental.

-Sí, así es. Recogemos algo de información y a partir de lo que nos sugiren esas ideas hacemos el desarrollo instrumental, muchas veces en el propio local de ensayo.

-Uno de los temas lleva el título en gallego, «A lenda do falso volcán». Cosa tuya, supongo.

-Sí, ese es un tema mío. Está relacionado con las termas de Outariz, en Ourense, porque había una leyenda popular que decía que esas aguas calientes provenían de un volcán sobre el que estaba asentada la ciudad.

-Este tipo de géneros permiten cierta improvisación. ¿Os concedéis esa licencia en vuestros directos?

-Sí, es una de las cosas que más nos gustan. Hombre, no te diré que es una jam de jazz, pero sí que nos permite tomarnos muchas licencias. Eso siempre es un plus para la gente que nos viene a ver.

-¿Cómo surge esta visita a Galicia?

-La morriña, que tira mucho (se ríe). También es una forma de irnos metiendo en el circuito y de tantear festivales. Y, por supuesto, siempre es un placer responder a la confianza y al trato que nos da Gus. Yo ya he estado en el Encontro con otro de mis grupos, Sons of Meteora, y siempre es una maravilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

David Osanz: «Siempre hace falta que explote algo para que vuelva a renacer todo»