680 millones que no tocaron por un número

La administración de Barrantes vendió 170 series del 26990; solo falló el 9 del medio para haber cantado el gordo

;
Por un número Ribadumia se queda sin el gordo

vilagarcía / la voz

Tiro al palo, y de qué manera, en O Conxuro da Meigha, la administración de lotería que Jessica Allo y Rubén Rodríguez regentan en Barrantes (Ribadumia) desde hace un solo año. Los jóvenes loteros estuvieron ayer a punto de llegar y besar el santo en un sorteo de Navidad que a más de uno le habrá hecho saltar en la cama cuando los chavales del colegio de San Ildefonso cantaron el gordo en el 26590 de buena mañana. «Cuando me lo dijeron no me lo podía creer», confiesa desde Cambados Chema Maza, el portavoz de la Asociación Ibérica de la Camelia. Desde que se constituyó, hace cuatro años, el colectivo juega este número, que además no puede ser otro. «Me llamaron de la administración y se te queda una cara... Es un número bonito, bastante bajo, y creo que todavía nos va a traer suerte», afirma con convicción Chema, que ayer se acercó a Barrantes. A quienes adquirieron el 26990 les queda el consuelo de la terminación: 120 euros por décimo, que obviamente no son el gordo, pero dan bastante más que una piedra.

La verdad es que, de haber cambiado la fortuna ese 5 de en medio por un 9, sobre el corazón de O Salnés se hubiese desencadenado un verdadero temporal de millones. «Es un número al que estamos abonados, aunque compartimos alguna, y aquí teníamos 170 series que se vendieron al completo», explica Jessi. Atención al cálculo, porque le deja a uno de hielo. Si el primer premio hubiese caído en estas condiciones, estaríamos hablando de 680 millones de euros, a razón de cuatro millones el décimo. Todos, extraordinariamente repartidos y no solo en Ribadumia.

En A Illa, Portela y Vilanoviña

O Conxuro da Meigha, para que vean, lleva el 26990 al Saratoga, de A Illa, uno de los templos del pulpo en Arousa, que lo colocó entre su abundante clientela. El bar Porteliña, en Portela, y el supermercado de Vilanoviña son aficionados al mismo número. «Se vendió todo, todo -insiste la lotera- incluso a última hora del sábado, así que hubiese sido una verdadera fiesta que todavía estaríamos celebrando».

Solo la asociación de la camelia, que cada año organiza una exposición internacional en Cambados, gestiona unas catorce series de esta especie de gordo menos uno. «Nosotros jugamos décimos enteros, no hacemos participaciones, y también lo colocamos todo», indica Chema. El grueso de sus décimos se distribuyó en Cambados, pero una pequeña parte cruzó la ría para recalar en Boiro. «La semana pasada se celebraba allí su propia exposición y siempre llevamos algo de lotería para dejar allí un pellizco; creo que esta vez vendimos una hoja y pico, fueron varios décimos». Ese pellizco tendrá que limitarse a la terminación de dos cifras. «Sí, hombre, tampoco es que esté mal, pero comparado con lo que pudo ser... Te da una rabia que se haya metido ese 5 por en medio... ».

En el gobierno de Cambados

Si la fortuna hubiese soplado del lado correcto, el propio gobierno local de Cambados se hubiese llevado su parte del premio. Chema desvela que tanto la alcaldesa, la socialista Fátima Abal, como el responsable municipal de Servizos Sociais y portavoz de Somos Cambados, Tino Cordal, habían adquirido décimos de la asociación. «En fin, parece que cada vez vamos afinando más el número. Ya estaríamos abriendo algún banco con champán, pero tendremos que esperar al año que viene». Aunque jugando sus propios números, también la Plataforma en Defensa da Ría de Arousa y el club de fútbol San Martín, de Vilaxoán, se llevaron ayer sus pedreas. Algo es algo.

Los bares Saratoga y Porteliña, y la asociación de la camelia de Cambados también lo tenían

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

680 millones que no tocaron por un número