Vilariño lleva seis meses esperando por el encendido de unos semáforos

El Concello culpa a la empresa suministradora y anuncia la solución para la semana


Cambados

El 25 de abril ya estaban instalados los nuevos semáforos en el cruce de las carreteras PO-300 y EP-9506, en Vilariño (Cambados). Seis meses después, los semáforos siguen apagados por falta de suministro eléctrico y en la asociación de vecinos O Batuqueiro han decidido dar un golpe en la mesa. Acusan al Concello de falta de voluntad para resolver la situación y dicen que están muy preocupados por el problema de seguridad vial que se produce en este punto, especialmente ahora, con la llegada del mal tiempo. «Isto parece unha loita entre administracións, e os veciños están no medio», se lamentaban este mediodía en rueda de prensa. «Teñen que preocuparse un pouco para poñer a andar uns semáforos para os que tivemos que movernos moitos, todo de forma altruísta; vemos que todo o traballo, que debería facer o Concello, está empantanado por falta de interese», añaden desde la directiva.

El concejal de Obras e Servizos, Samuel Lago, no tardó en salir al paso de estas acusaciones a preguntas de la prensa. «Non é certo, non hai ninguén máis interesado ca nós en que iso se resolva». Lago culpa del retraso a la empresa Naturgy, que no culminó los trámites pese a las reiteradas comunicaciones del Concello, según afirma. «Ao final contratamos á empresa que instalou os semáforos e o problema está resolto. A próxima semana estarán en funcionamento», anuncia el edil. Para entonces, añade, también deberán estar pintados los pasos de cebra en la calzada principal, actuación que espera que la Xunta acometa de forma inminente.

La batalla para conseguir la regulación semafórica en este cruce de Vilariño empezó a principios del 2018. La asociación llamó a las puertas del Concello solicitando la adopción de medidas ante la peligrosidad que implica este cruce para los peatones, ya que es un lugar muy transitado dada la proximidad de la iglesia, el colegio y la casa de la cultura.

Los técnicos de la Xunta recomendaron la colocación de semáforos, dos en la carretera principal y otros dos en los viales secundarios, y así se hizo. El 5 de abril del 2019 empezaron las obras y el 25 estaban terminadas, pero los semáforos nunca funcionaron. A preguntas de la asociación vecinal, la Xunta les informó de que la pelota quedaba en el tejado del Concello, a expensas del suministro eléctrico; lo que no imaginaban es que estas gestiones iban a tardar medio año en fructificar.

Otras obras

Después de los del cruce de Vilariño, los próximos semáforos que entrarán en servicio estarán en la avenida de Galicia, frente a la plaza de abastos. La previsión del concejal Samuel Lago es que entren en servicio en cuestión de semanas, no más allá de noviembre. Y el socialista aprovecha para reclamar más semáforos, en este caso en una carretera de la Xunta, en Castrelo, a la altura de O Cruceiro y el colegio salesiano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Vilariño lleva seis meses esperando por el encendido de unos semáforos