La protectora de Cambados se hace cargo de una burra abandonada

El animal fue encontrado por el Seprona en Meaño y se halla en muy mal estado

;
Rescatan a una burra gracias al refugio de animales de Cambados El animal descansa en la finca Cequus Veiguiña en manos de Luis Casalderrey y David Couso

meaño / la voz

El refugio de Cambados celebró este fin de semana su veinte aniversario. Y lo hizo de la mejor manera que sabe, ayudando a aquellos animales a los que la gente abandona. En este caso fue una burra la que precisó de sus servicios. El animal fue encontrado por el Servizo de Protección de la Naturaleza (Seprona) en la zona de As Covas, en Meaño. No tenían chip y estaba en muy mal estado. Y los agentes de la Guardia Civil pidieron la colaboración de la protectora cambadesa, que inmediatamente se puso a trabajar para encontrarle un refugio al animal.

«El responsable de recogerlo es el Concello de Meaño pero, en la mayoría de los casos, lo que se hace con estos animales es llevarlos para el depósito municipal y subastarlos, por lo que acaban sacrificados», explica Olga Costa, responsable del refugio cambadés. Por eso, a pesar de ser un día complicado, los voluntarios de esta entidad se pusieron a trabajar para poder recoger al animal. Encontraron enseguida un sinfín de personas que ofrecían sus fincas para guardarlo. Pero tenían un problema, pues no había manera de transportar a la burra. «Era domingo y el transporte no funciona y en la furgoneta nuestra no se podía llevar», relata Costa. Uno de los voluntarios consiguió ponerse en contacto con el centro ecuestre San Martín de Meaño y ellos se ofrecieron a ayudar a trasladar al animal. A media tarde, la Guardia Civil, los responsables del centro y los voluntarios del refugio se desplazaron hasta As Covas y lograron trasladar a la burra hasta las instalaciones del centro ecuestre, donde está alojada desde entonces. El refugio se ocupará de pagar su manutención y los gastos veterinarios, pues el animal no se encuentra en muy buen estado. «Está mal, necesita atención veterinaria, alimento y unos cascos nuevos», relata Costa. De hecho, en cuanto llegó a la cuadra, la pobre burra comenzó a comer con ansia, «estaba famélica», aseguran en la protectora. Explican que ya tienen varios interesados en cuidar del animal. «Tiene varios pretendientes, pero vamos a valorarlos porque no sabemos ni la edad que tiene ni si tiene más problemas», afirma.

Un perro en una bolsa

La burra que rescató la protectora de animales de Cambados no fue el único animal abandonado este fin de semana en Arousa. El servicio de emergencias de O Grove también salvó a un cachorro que alguien depositó en un contenedor dentro de una bolsa de plástico. El animal se encuentra en perfecto estado y los operarios buscan ahora una persona que quiera cuidarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La protectora de Cambados se hace cargo de una burra abandonada