El ruido de los ladridos de perros lleva a un vecindario cambadés a recoger firmas

Los residentes en Os Olmos sufren este problema hace una década y piden al Concello que tome cartas en el asunto


cambados / la voz

El problema no es nuevo, pero ante la falta de soluciones por parte de la Administración, los vecinos han decidido dar un nuevo giro a sus demandas mediante una recogida de firmas. Los residentes en la urbanización de Os Olmos (Cambados) -situada al lado del colegio San Tomé- llevan una década sufriendo las molestias que les ocasiona la presencia de animales en una finca colindante. El terreno daba servicio a una tienda de animales y ello provocaba que se concentrasen allí conejos, ovejas, aves y perros, lo cual generaba malos olores y ruidos. El negocio cerró, pero, según sostienen los vecinos, en la finca sigue habiendo animales, sobre todo perros, que ladran y aúllan. Los afectados se dirigieron en varias ocasiones al Concello, pero poco o nada han conseguido.

Inspecciones

La finca en cuestión fue objeto de inspecciones por parte de los servicios de Medio Ambiente y de la Policía Local, pero cumplía todos los requisitos legales, según informan desde el Concello. Los residentes no acaban de entenderlo porque consideran que hay legislación que les ampara a la hora de defender su derecho al descanso. La comunidad de propietarios del bloque de viviendas más afectado, dada su proximidad a la finca, se reunió la semana pasada y el problema del ruido de los perros volvió a salir a colación. Esta vez no se conforman con presentar un escrito por registro y acordaron iniciar una recogida de firmas puerta a puerta, sin menoscabo de emprender otro tipo de acciones.

Hace un par de años, se celebró un encuentro en el Concello entre los afectados y la alcaldesa Fátima Abal y la concejala de Medio Ambiente, María José Cacabelos. Los afectados salieron satisfechos porque percibieron voluntad política para buscar una salida a su problema, pero el tiempo pasa y los perros -el número se desconoce, pero llegaron a la veintena, según sostienen las mismas fuentes- siguen ladrando y aullando de día y de noche, sin dejar conciliar el sueño al vecindario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El ruido de los ladridos de perros lleva a un vecindario cambadés a recoger firmas