La falta de personal en el área sanitaria impulsa una nueva oleada de protestas

El martes habrá concentraciones ante los centros de salud y se pondrán buses a la manifestación del día 10 en Santiago


vilagarcía / la voz

El sistema sanitario público gallego está en plena crisis. Tras años de recortes, los problemas son acuciantes y se reproducen a la misma velocidad que las goteras en el tejado de una casa en ruinas. Desde hace unos meses, y encabezadas por los propios facultativos, las movilizaciones contra la gestión que está realizando la Xunta en una materia tan sensible y vital se han extendido por toda Galicia como un incendio por el monte seco. Y las llamas han llegado a O Salnés. Es este un terreno propicio para este tipo de protestas: la ciudadanía suele protagonizar grandes movilizaciones contra los que considera ataques a sus servicios sanitarios. Y tras todos los problemas que se han planteado en las últimas semanas en todos los rincones de O Salnés, parece que no falta munición para alimentar la oleada de protestas que se avecina.

La presentaron en la mañana del viernes los responsables de la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública de la comarca. Y lo hicieron ante las puertas del ambulatorio de San Roque, el mismo lugar en el que unas horas antes los profesionales del centro mostraron su hartazgo por todos los recortes sufridos, las bajas que no se cubren, los pacientes que tienen que hacer esperas injustificables... En ese escenario fue donde Rosa Casal, portavoz de los trabajadores del área sanitaria, indicó que el próximo martes habrá concentraciones, a las doce del mediodía, ante todos los centros de salud que forman parte del área: Vilagarcía, Catoira, Vilanova, Cambados, A Illa y Ribadumia. Es, solo, el primer paso. El aperitivo con el que se pretende abrir boca hasta conseguir llenar los autobuses que el día 10 de febrero saldrán de O Salnés a Compostela, donde se celebrará una manifestación por la sanidad pública. Los autobuses saldrán de todos los municipios del área, a excepción de Vilanova, donde la plataforma no cuenta con el respaldo del Concello. Es el único caso: el resto de ayuntamientos están volcados en las reivindicaciones sanitarias. Y es que el goteo de problemas es constante.

Por falta de personal

Profesionales derivados a otros lugares. La falta de personal es un problema endémico que parece haberse agudizado. En Ribadumia y A Illa se ha emprendido una campaña de recogida de firmas por la falta de pediatra. Este problema se extiende también a Cambados, donde uno de los facultativos que ejercía ha sido trasladado a Poio. «Es uno de los problemas que anunciábamos cuando se debatió la eliminación del área sanitaria de O Salnés, y aquí está. Un pediatra de esta zona ha sido trasladado a Poio; una plaza de anestesista que se creó para O Salnés se cubrió y el profesional ha sido enviado a Pontevedra, y esto es algo que ha pasado ya con otras especialidades», explicaba Rosa Casal. 

Bajas que no se cubren. Faltan pediatras, pero faltan también médicos de familia, una figura que, según Casal, está en riesgo de extinción. «Ese profesional que nos atendía toda la vida ya no existe: ahora, cada vez que vas al médico te atiende una persona distinta», explica. Eso, con suerte, porque las esperas de más de quince días para conseguir una cita son habituales. Hace unos días, un vecino de Vilagarcía presentó una reclamación por esa cuestión en el San Roque. La Xunta le ha contestado, aunque sus palabras no han logrado más que acrecentar su enfado. Y es que se le informa de que, «ante a ausencia dun profesional, dende a xerencia realízase a planificación e distribución dos recursos existentes para a súa substitución». Los mismos problemas de San Roque los padecen en otros centros. En Cambados, el pasado fin de semana, un médico tuvo que doblar turno para evitar que el servicio quedase desamparado. En Catoira, la ausencia de uno de los dos facultativos que trabajan en el centro de salud está ocasionando serios trastornos a los usuarios. 

Infraestructuras

Los problemas en A Illa. A todo esto hay que sumar, también, los problemas de las instalaciones sanitarias. En Vilagarcía, la reclamación de un centro de salud nuevo alcanza ya el rango de demanda histórica, y otro tanto ocurre en Cambados. En A Illa, una vez descartada la construcción de un nuevo edificio, se han puesto en marcha las obras de mejora del ya existente. Pero el proyecto adolece de muchos problemas.

Reunión en Pontevedra del Consello Asesor de Pacientes

La EOXI de Pontevedra y O Salnés dispone ya de un Consello Asesor de Pacientes, un órgano que «conta coa adhesión de 19 asociacións de doentes». Ese órgano se reunió este viernes por primera vez en un acto celebrado en el Hospital de Pontevedra. «O Consello Asesor de Pacientes é un órgano colexiado de carácter consultivo, que ten por finalidade a mellora da calidade da asistencia sanitaria a través da percepción dos servizos sanitarios por parte dos pacientes». Ese órgano «asesora á Xerencia sobre as actividades que teñan impacto sobre as condicións da atención, a mellora da saúde e autonomía persoal e os contidos das guías de información dirixidas aos pacientes» y realiza propuestas que mejoren la información a los pacientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La falta de personal en el área sanitaria impulsa una nueva oleada de protestas