Una médico dobla turno para evitar que el centro de salud de Cambados se quede en cuadro

El Sergas estaba dispuesto a dejar el turno de tarde con un solo facultativo al no encontrar sustituto


cambados / la voz

Que la sanidad pública necesita un impulso decidido es algo que ninguno de sus usuarios pondría en duda. En Arousa, donde los problemas, los vacíos y las protestas se suceden, y en toda Galicia. Mientras los profesionales de los puntos de atención continuada mantienen una huelga que apenas tiene incidencia práctica, el centro de salud de Cambados fue escenario, este fin de semana, de un nuevo episodio que desvela cómo están las cosas. Solo el esfuerzo de una médico, que accedió a doblar su turno, evitó que el servicio se quedase ayer por la tarde en cuadro, con un solo facultativo en activo.

La causa del problema se encuentra en una enfermedad repentina, de la que fue víctima una de las dos doctoras que debían cubrir el domingo, en un tramo ininterrumpido de 24 horas. Los responsables de la EOXI Ponteveda-Salnés que estaban de guardia fueron capaces de encontrar dos sustitutos, para los turnos de mañana (de 8 a 15 horas) y de noche (de las 22 horas a las 8 horas del día siguiente), pero no para el de tarde. Así las cosas, el Sergas estaba dispuesto a que durante ese tiempo el centro quedase cubierto con un solo médico.

La solución vino de la mano de la propia plantilla de Cambados y del esfuerzo que asumió una de sus integrantes. La misma doctora que había salido de trabajar ayer, a las ocho de la mañana, se incorporó de nuevo a su puesto por la tarde, ocho horas después, para firmar dos turnos consecutivos más y evitar que el servicio se quedase en precario.

Merece la pena recordar que los profesionales sanitarios de unas instalaciones como las de Cambados no se limitan a pasar consulta o a atender urgencias en el propio centro de salud. Uno de ellos debe desplazarse en ambulancia, junto a una enfermera, si surge algún tipo de emergencia que requiera su presencia. Que un solo facultativo cubra una guardia constituye, por lo tanto, un riesgo cierto, ya que, de verse obligado a abandonar su puesto, no habrá nadie que ocupe su lugar mientras esté ausente.

Dentro del esquema de funcionamiento de los centros de salud también es conveniente mencionar la situación en la que se encuentran las enfermeras. En Cambados suele trabajar una por turno, salvo los fines de semana, durante los que, salvo en el tramo nocturno, una segunda profesional refuerza sus prestaciones. El viernes, la enfermera que estaba de servicio estaba a punto de salir junto a un médico para cubrir una emergencia cuando un hombre se personó en las dependencias sanitarias porque se encontraba mal. El paciente sufrió una parada cardíaca y la enfermera pudo auxiliarlo. Unos minutos más tarde, y solo un facultativo estaría allí para hacerlo.

Los problemas se repiten en toda la comarca

Durante las últimas semanas, los problemas derivados de la falta de médicos se han repetido en diferentes municipios de O Salnés. En Vilagarcía se producen esperas superiores a los catorce días por bajas que no se cubren, algo que también sucede en O Grove, donde el Sergas ha anunciado medidas, pero únicamente a los concejales del PP, o en Catoira. Por fin, A Illa y Ribadumia reclaman una atención pediátrica permanente, de la que hoy por hoy carecen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una médico dobla turno para evitar que el centro de salud de Cambados se quede en cuadro