Fallece un vecino de Cambados que fue arrollado por dos coches en la Vía do Salnés

Era de madrugada y la víctima invadió la carretera hasta el punto de tenderse en medio de la calzada


cambados / la voz

La tragedia volvió a golpear ayer Cambados. Con el recuerdo todavía reciente de las víctimas del Sin Querer Dos, los cambadeses se despertaron con otra trágica noticia: la muerte de un vecino que fue atropellado, en extrañas circunstancias, en la Vía do Salnés. Se trata de Fabián Feijoo Peiteado, de 40 años de edad, taxista de profesión y padre de un hijo de corta edad.

Aunque inicialmente se apuntó que la víctima iba caminando y sin elementos reflectantes, la Guardia Civil confirmó ayer que invadió la calzada, hasta el punto de tenderse en medio de la carretera. Un primer coche pudo reaccionar a tiempo y lo esquivó, pero los conductores que venían detrás ya poco pudieron hacer y se lo llevaron por delante. Dos vehículos lo golpearon y fue tal la fuerza de los impactos que el hombre falleció en el acto y el cuerpo quedó destrozado. Se desconocen las circunstancias que propiciaron este trágico final para un cambadés que era muy conocido en la villa, dada su condición de taxista.

El accidente tuvo lugar alrededor de las 4.30 horas en el kilómetro 2.300 de la VG-4.3, cerca de la salida hacia Corvillón, y provocó un amplio dispositivo, en el que participaron dos dotaciones del servicio de emergencias municipal, la Guardia Civil de Tráfico, la ambulancia del 061, personal médico del PAC de Cambados y agentes de la policía local. Amigos de la víctima no salían ayer de su asombro al conocer la noticia y afirman que hasta pocas horas antes del suceso, Fabián Feijoo había hecho su vida con normalidad.

Sus restos mortales recibirán hoy sepultura en el cementerio parroquial de Corvillón. A las cinco de la tarde se celebrarán los funerales en la iglesia de San Benito, de Fefiñáns.

Fue la primera víctima mortal del año en las carreteras arousanas. El día 1 de enero por la mañana se produjo un accidente de tráfico en Catoira, pero, pese a que el coche acabó estampado contra un eucalipto, su conductor puede contarlo, aunque con una pierna rota.

Ayer se produjo otro accidente en carretera comarcal PO-549, a la altura de San Miguel (Vilanova), aunque sin consecuencias graves. Dos vehículos colisionaron por alcance y uno de los ocupantes sufrió heridas leves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fallece un vecino de Cambados que fue arrollado por dos coches en la Vía do Salnés