Los belenes, todo un arte para algunos cambadeses

En el hotel Os Pazos, en casa de Marucha Núñez y en el asilo se pueden encontrar exposiciones que son obras de arte


«A mí siempre me gustó hacer el belén, desde que los niños eran pequeños», cuenta Marucha Núñez, una cambadesa que ha convertido en un arte esto de recrear el nacimiento de Jesucristo. Su exposición ocupa ya la mitad de su cocina y es el resultado de toda una vida comprando y elaborando las piezas ella misma. Porque esos diminutos racimos de uva y melones lo hace esta cambadesa, «con los vídeos de Youtube», explica. Tarda tres días en montarlo, pero en su belén no falta detalle. Incluye las distintas escenificaciones del nacimiento de Jesús, incluida la huida a Egipto.

Con todo lujo está elaborado también el belén que Carmelo Fernández expone en Os Pazos. En él tienen un hueco desde el refugio de animales de Cambados, hasta la compañía de teatro Caracol. Tiene también un sinfín de figuras, perfectamente colocadas y ordenadas en sus diferentes escenas. Y lo atraviesa un río con agua.

Otro de los clásicos de estas fechas es el belén que todos los años elaboran en el asilo de Cambados, por donde a diario pasan decenas de vecinos para contemplarlo.

El nacimiento de Marucha Núñez. Esta cambadesa lleva años haciendo el belén y, cada vez, incluye más detalles. Muchas de las figuras son compradas pero otras, como las frutas de los comerciantes o las casas, las hace ella con vídeos de Youtube.

En el asilo de Cambados. Es uno de los clásicos. Todos los años, las monjas del asilo elaboran un belén que recibe decenas de visitas de los vecinos de la localidad. Llama la atención por sus figuras, que son todas de buen tamaño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los belenes, todo un arte para algunos cambadeses