Cambados instala una capilla ardiente en O Pombal para las víctimas del naufragio

El arzobispo de Santiago oficiará mañana un acto religioso en memoria de los cuatro cambadeses fallecidos en el naufragio del Sin Querer dos


Cambados / La Voz

Un denso silencio acaba de caer a mediodía sobre la multitud que acudió a la Casa Consistorial de Cambados para rendir homenaje a la memoria de Manuel Serén, Bernardino Padín, Teófilo Rodríguez y Guillermo Casais, los cuatro vecinos de la localidad arousana que perdieron la vida ayer, al sur de Fisterra, en el naufragio del cerquero Sin Querer Dos. Los acordes de la versión musicada de Negra Sombra y la voz de Luz Casal siguieron al relato emocionado de la tragedia, que la alcaldesa, Fátima Abal, resumió en nombre de todos los cambadeses. El Concello instalará ahora una capilla ardiente en el pabellón de O Pombal, para que todo el que lo desee acompañe, a partir de las cinco de esta tarde, a las familias de las víctimas en este durísimo trance. Mañana, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, oficiará allí mismo una misa. Será, en principio, a las cuatro de la tarde, pero todo dependerá de que aparezca el cuerpo de Guillermo Casais. De ser así, el acto religioso se retrasaría lo necesario para que fuese trasladado también a las instalaciones de O Pombal. Cambados llora a sus hijos caídos en la mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cambados instala una capilla ardiente en O Pombal para las víctimas del naufragio