«El trabajo que hace esta mujer es asombroso»

Merchi Álvarez logró reunir a 450 personas, entre las que había caras famosas y altos cargos de la política

;
Antonio Resines asiste en Cambados a la gala GaliciAME El actor pidió más fondos para la lucha contra enfermedades como la atrofia medular espinal

cambados / la voz

Antonio Resines se despidió ayer de su cargo de embajador de GaliciAME y le dejó el testigo al cantautor Xabier Vizcaíno. El actor ya no estará en primera línea, pero seguirá muy implicado en la causa abierta en España por la lucha contra esta enfermedad rara. Él descubrió sus demoledores efectos a través de la asociación madrileña, y así supo de Merchi Álvarez y de la labor que realiza desde Galicia. Como todo el que la conoce, Resines no tiene más que palabras de elogio para esta cambadesa a la que la enfermedad ha condenado a la inmovilidad casi total.

«No es que yo haya hecho mucho, he hecho lo que he podido. Es verdad que la gente conocida le da más visibilidad, pero la que hace de verdad es Merchi. El trabajo que hace esta mujer es asombroso». El actor suma su voz para pedir más recursos para investigar, en busca de una curación para el AME. «Se están consiguiendo cosas. ¿Sanidad lo hace?, siempre no; ¿No hay fondos?, que los busquen. Se debería hacer una política de Estado, no sé para que lo digo, porque es imposilble, pero se debería hacer».

Ayer el protagonismo era para GaliciAME, pero no nos resistimos a preguntarle por sus próximos trabajos. «Estrenamos Mi amor perdido el 11 de diciembre y estoy preparando un documental La asombrosa historia de nuestro cine..., impresionante». ¿Conocía Cambados?. «Antes de esto no y es precioso, me encanta».

Resines nos atiende en el comedor de la bodega Condes de Albarei, que ayer estaba hasta la bandera. Es increíble el poder de convocatoria que tiene la asociación y, en particular, su fundadora, Merchi Álvarez. Más de 450 personas acudieron a su llamada, entre ellas un plantel de artistas y de políticos de primer orden en el ámbito autonómico. Junto a Merchi se sentó la máxima autoridad sanitaria en Galicia, el conselleiro del ramo, Jesús Vázquez Almuíña, y hasta Castrelo se acercaron, también, el líder de En Marea, Luís Villares, la diputada del BNG, Montse Prado, y el diputado Javier Dios en representación de la Diputación de Pontevedra. En la causa de GaliciAME no hay diferencias políticas, y los concejales de todos los grupos de la corporación compartieron mesa y mantel para la ocasión.

La gala arrancó con un minuto de silencio que solo se atrevió a romper el quejido de un bebé en recuerdo de Yoel, uno de los niños de la familia AME que se ha quedado por el camino. Pero la vida sigue, y en pocos segundos se pasó de la tristeza a la euforia para dar la bienvenida a Resines a ritmo de palmas. La música sonaba alegre y Belén Xestal y Armando Fernández amenizaban los prolegómenos de una gala que aún tenía muchas canciones y mucho humor por delante. Tras la comida, pasaron por el escenario Rosa Cedrón, Uxía, Emilio Rúa, Sonia Lebedynski, Jorge Casal, Sheila Patricia y Genma Pardo. Algunos repetían, y es que quien prueba, vuelve. Es la fuerza de Merchi, esa que ya no tiene en su cuerpo, pero que sigue irradiando a través de una sonrisa en los labios y en la mirada que siempre la acompaña. Conquistó a Resines y antes lo hizo con Richard Gere, Coronado y otras muchas caras conocidas del cine y la televisión. Y a mucha gente anónima que colabora recaudando fondos para la asociación a través de festivales, mercadillos, fiestas y eventos deportivos o pagando los 30 euros que costaban el plato y la fiesta de ayer. La batalla continúa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«El trabajo que hace esta mujer es asombroso»