Mónica Novás: «Los chicos también sufren chantaje»


cambados / la voz

Ante el Día contra la violencia sexista, este domingo, se sucederán en las próximas horas numerosos actos reivindicativos. El Centro de Información á Muller (CIM) de O Salnés quiere, además, formar a jóvenes y adultos sobre como prevenir y afrontar las actitudes que desembocan en maltrato físico y psicológico. Con tal motivo, ha organizado cuatro charlas para hablar de sextorsión y ciberviolencia. Hoy, a las 19 horas en Exposalnés, se abre el ciclo en Cambados.

-Habrá que incorporar un nuevo término a nuestro vocabulario: «sextorsión». Suena a chantaje...

-Completamente. Es una práctica que se usa desde las redes sociales de intercambio de contenidos sexuales, en la pareja. En el momento en el que un miembro de la pareja no quiere hacer algo que le solicita el compañero, este lo extorsiona, amenazándolo con publicar esos contenidos. También se dan casos en las relaciones que se establecen por videoconferencia, a través de Internet. Siempre hubo este tipo de chantajes, pero antes era más complicado. Ahora, con las redes, es todo exponencial. Es muy sencillo darle a una tecla y mandar un contenido erótico.

-Sorprende que sigan siendo necesarias estas charlas, ¿acaso los jóvenes no están al tanto del peligro que conlleva colgar ciertos contenidos en la red?

-Estas charlas van dirigidas a los padres, a los chavales se las damos en los centros educativos.

-¿Y que pueden hacer los padres?

- Les hablamos de buenas prácticas en el uso de Internet. Debe hacerse en lugares comunes de la casa, no dejar el teléfono dentro de las habitaciones de los adolescentes cuando se van a dormir, limitar el uso del móvil y comunicarse con los hijos sobre como evoluciona una relación de pareja y como se pueden usar estos contenidos. Los padres quieren que los hijos sean siempre niños pequeños y los adolescentes son pequeñas personas adultas. Tienen que pensar que están en la fase de sus primeras relaciones sexuales y tienen que tratarlos como lo que son. Ellos [padres], si hubieran tenido móvil, también lo hubieran hecho.

-Quizás no sea solo un problema del mal uso de la herramienta como de falta de madurez y de la noción de peligro ¿no?

-Exactamente. Los jóvenes no ven como un agresión que su pareja le coja el móvil sin permiso o que le pida que ponga cierta foto en su foto de perfil. Yo digo que la violencia de género nace porque las mujeres empezamos a tomar nuestras propias decisiones. Si no te comportas como debes, entre comillas, es cuando surge la violencia.

-¿Cuál es el perfil de la víctima de ‘sextorsión’ y ‘ciberviolencia’? ¿Ellas son mayoría?

-Sí, pero también hay chicos que sufren acoso y chantaje de compañeros que acceden a esos contenidos. No solo de tipo sexual. Hay otros contenidos que pueden hacerles mucho daño, fotos en el baño y cosas así. Todo está relacionado con el bullying.

-Y cuando se consuma el chantaje, ¿qué aconseja hacer?

-Seguir el protocolo a través de la denuncia en la Guardia Civil. Recomendamos que se denuncie, porque es la manera de que se deje de hacer este tipo de cosas. La presión cambia las cosas.

-¿Se denuncia o es aún tabú?

-Sigue siendo tabú, porque pensamos que nuestros hijos no tienen sexualidad. Es un tema que se guarda en casa, muchas veces por desconocimiento. Y hay que decirle a los chicos que es viable denunciar, porque, además, es bueno para la autoestima del menor.

-¿El CIM tiene datos sobre la incidencia del problema en la comarca, hay denuncias?

-No, pero en los cuestionarios que hacemos en los centros educativos, sí aparecen estas conductas.

Calendario de charlas

Cambados: Hoy, a las 19 horas, Exposalnés.

Meis: Día 26, a las siete, en la casa de Escudeiro.

Ribadumia: 29, a las siete, en la casa de cultura de Sisán.

Vilanova: Día 30, a las siete, en la casa-museo de O Cuadrante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mónica Novás: «Los chicos también sufren chantaje»