«El patrimonio nos habla de nosotros mismos; es memoria y es identidad»

«Techos de cristal para la mujer los hay», dice Santórum, que se siente afortunada por haberlos esquivado


vilagarcía / la voz

Licenciada en Políticas y Filología, con un postgrado en Interpretación del Patrimonio, un máster en Museología y una especialización en Planificación Turística, Ana Santórum estaba perfectamente armada para asumir, hace seis años y medio, la dirección de la Torre de Hércules, Patrimonio de la Humanidad. Todos los días de la semana, esta mujer sube con determinación los 234 escalones de la torre. Ella es una de las ponentes del Foro Voz sobre Mulleres Pioneiras que mañana se celebrará en Vilagarcía.

-¿Su experiencia profesional como mujer cómo ha sido? ¿Tan laboriosa como subir cada día a lo alto de la torre?

-Laboriosa sí, en el aspecto de estar a la altura, de aceptar los retos con responsabilidad, de formarse constantemente. Por lo demás, la mía ha sido una carrera muy natural.

-¿Se siente una mujer pionera?

-El campo de la cultura siempre se ha adscrito al ámbito femenino, igual que los cuidados y que la salud en algunos aspectos, así que en ese sentido no. En el trabajo que tengo ahora sí me siento pionera, porque la Torre de Hércules nunca había tenido un director específico. Se decidió convocar la plaza porque lo exige la Unesco, y yo soy la primera, y soy una mujer.

-Hay muchas mujeres que hablan de la existencia de techos de cristal también en el ámbito de la cultura...

-Techos de cristal para la mujer los hay, por supuesto que sí. Lo que pasa que las que trabajamos en la Administración los sentimos menos, quizás, porque tanto el acceso como el ascenso es bastante más estable. Seguramente esos techos de cristal los sientan más quienes trabajan en el ámbito privado. Yo no los he sufrido, pero claro que existen. En mi caso, he sentido que estoy en una lucha por ser mujer más en la vida privada que en la profesional. Pero, insisto, yo trabajo en la Administración.

-Es una apasionada de su trabajo. ¿Tan especial es?

-El trabajo en torno a la cultura y al patrimonio es interesantísimo, que tiene muchas aristas, muchos puntos de vista, muchos temas que controlar. Y, sin duda, los que trabajamos en ese ámbito somos unos auténticos privilegiados. Todos los proyectos en los que he estado hacen que tengas que desplegar tu creatividad en todo momento. Y es muy enriquecedor. En el caso de la Torre de Hércules hay que ofrecer ese patrimonio a una persona interesada por la historia como a otra interesada por la tecnología. Fíjate tú la diferencia y los distintos campos de conocimiento que hay que poner en relación.

-Habla de la creatividad... ¿Vuelve a ser un valor en alza?

-Ojalá nos hayamos dado cuenta, yo no lo tengo muy claro. Creo que vivimos en una sociedad en la que el dato frío y las consecuencias prácticas de los conocimientos son lo único importante. Sin embargo, cuando hablamos de patrimonio, historia y filosofía, tenemos que ponerla en función de algo que sí es productivo en sentido económico, que es el turismo. Aún estamos en una lucha por hacer que se valoren los conocimientos humanísticos. Un desarrollo turístico de calidad es imposible sin una sólida base en la investigación y en el conocimiento humanístico, y en la filosofía para saber qué queremos y para orientarnos hacia el objetivo. Hay que seguir luchando y reivindicando el valor de estas cosas sin valor.

-¿Y como hacemos ese cambio?

-El cambio tiene que darse a través de la educación. Es por ahí por donde tiene que empezar. Hay asignaturas que son absolutamente necesarias para conseguir que los ciudadanos tengan una actitud crítica hacia lo que les rodea. Pero en determinados momentos igual no interesa conciencia crítica, sino personas que se dediquen a su trabajo, sin proyectar nada de su interioridad en el mundo que les rodea, sin ninguna actitud de reflexión sobre lo que ocurre. El patrimonio tiene sentido cuando nos habla de nosotros mismos; cuando es memoria e identidad.

Un debate abierto sobre mujeres que fueron pioneras

Foro Voz analiza el papel de mujeres que fueron pioneras en sus puestos de trabajo o en los proyectos que lideraron. La cita será mañana jueves, a partir de las 19.00 horas, en el Salón García y cuenta con la colaboración de la Diputación de Pontevedra. Como ponentes estarán Ana Santórum, directora del museo Torre de Hércules; María Falcón y Cristina Yagüe, bodeguera y enóloga responsables del proyecto Anónimas Viticultoras; Mar Ambroa, gerente de Porto de Cambados; Ana Peña, Policía Local de O Grove; y Carmela Silva, presidenta de la Diputación. El público podrá formular preguntas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«El patrimonio nos habla de nosotros mismos; es memoria y es identidad»