Cambados busca una solución para los gatos callejeros

La protectora habla de «caos» en las calles del pueblo y el Concello anuncia una inminente campaña de esterilización


cambados / la voz

El Concello de Cambados y el refugio de animales anunciaron a finales del año 2015 la puesta en marcha de un plan para el control de las colonias de gatos callejeros que, finalmente, apenas ha tenido repercusión. De las tres gateras que estaba previsto instalar en el casco urbano solo se llegó a colocar una, en el jardín de la Casa dos Fraga, y la campaña de esterilización tuvo escaso recorrido. El motivo, según explica la presidenta del refugio, Olga Costa, es la falta de dinero para llevar a cabo el proyecto. La subvención municipal que recibe la protectora no es suficiente para afrontar el plus de trabajo y de gastos que comporta la esterilización de las gatos callejeros; se necesitan otras vías de financiación, que ni el Concello ni ninguna otra institución están en disposición de dar, argumenta.

Así las cosas, ante la imposibilidad de reducir el número de camadas, unido al hecho de que sigue habiendo abandonos, el número de gatos callejeros crece en el casco urbano. Según los datos que maneja el refugio, actualmente hay alrededor de quinientos, distribuidos en colonias localizadas en San Tomé, Fefiñáns y en el entorno de la plaza de Alfredo Brañas. A estos animales hay que sumar los que entregan en el refugio, que o bien encuentran un techo en las instalaciones de Corvillón a la espera de una adopción, o bien son acogidos temporalmente en casas de colaboradores de la protectora. En estos casos, el refugio sí se cuida de que pasen por su clínica para ser esterilizados. El coste de la intervención a una gata es de 70 euros, a lo cual hay que sumar los gastos de desparasitación y alimentación que conlleva la acogida de estos animales. «Un bote de leche para las camadas cuesta 22 euros, y dura cinco días. Es mucho dinero», según explica Olga Costa.

Cuarenta, a la espera de familia

La presidenta del refugio habla de una situación de «caos» y apela a la colaboración ciudadana para buscar una solución al problema que supone el abandono y la falta de control de las colonias. «Actualmente tenemos a cuarenta gatos buscando familia», señala. Uno de ellos la acaba de encontrar en Madrid, pero sigue en la villa del albariño a la espera de encontrar un medio de transporte para llevarlo a su nueva casa. «Si alguien va a Madrid, por favor, que se ponga en contacto con nosotros para realizar un transporte solidario», abunda Costa.

Recuerda que la ley obliga a los concellos a proteger a los animales e insta al gobierno cambadés a implicarse en ello. Así se lo hizo saber recientemente al primer teniente de alcalde, Víctor Caamaño, y a la concejala de Medio Ambiente, María José Cacabelos. A raíz de este encuentro, Caamaño anuncia la realización de sendas campañas de esterilización, una este otoño y otra en primavera, y la futura ampliación del refugio, lo cual permitiría habilitar nuevos espacios, también, para acoger a gatos; actualmente alberga a veinticinco ejemplares. «

Pero as cousas non se fan dun día para outro»,

advierte el concejal nacionalista.

500

Gatos sueltos

Se distribuyen en colonias localizadas en San Tomé, Fefiñáns y la plaza Alfredo Brañas

70 €

Esterilización

Coste del tratamiento que se aplica a una hembra para evitar que vuelva a procrear

El refugio de Vilagarcía esterilizó a 300 felinos en dos años y en A Illa quieren empezar a actuar

En contra de lo que ocurre en Cambados o en O Grove, en Vilagarcía sí se está actuando para controlar las poblaciones de gatos callejeros. El refugio de animales de este municipio inició hace dos años una campaña de esterilización que ha llegado a trescientos ejemplares, machos y hembras. Pero todavía queda mucho por hacer. Según los datos que maneja el servicio, se calcula que hay un millar de gatos sueltos por el municipio, y pese a los esfuerzos por controlar la natalidad, la cifra no deja de crecer debido a que siguen produciéndose abandonos. En el casco urbano es más fácil controlar a las colonias, pues están localizadas y hay voluntarios que se encargan de hacerles un seguimiento. En el rural esta tarea se complica debido a la dispersión de los núcleos y a que el refugio carece de colaboradores suficientes. A los gatos callejeros hay que sumar los 130 que están en las instalaciones de Pinar do Rei, a la espera de una adopción.

En A Illa parecen haber tomado nota de esta y de otras experiencias que se desarrollan en Galicia y desde el Concello se anuncia la próxima puesta en marcha de una campaña de esterilización de gatos silvestres. El pistoletazo de salida será la gala de benéfica de danza Felinidade, que se va a celebrar mañana en el auditorio municipal, con el fin de recaudar fondos. La entrada cuesta 5 euros y la actuación correrá a cuenta de la escuela Perla de Arosa. La concejala de Medio Ambiente, Gabriele Frein, espera que este encuentro sirva para poner las bases de un plan de actuación, que arrancará en el parque de O Carreirón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cambados busca una solución para los gatos callejeros