«No quedaba otra salida más que ir a la huelga»

Los trabajadores de los PAC señalan que la sobrecarga de trabajo afecta también a los pacientes


pontevedra / la voz

Los pacientes que acudan los martes, viernes y domingos de octubre y buena parte de noviembre al punto de atención continuada (PAC) de su centro de salud se encontrarán a su personal sanitario -médicos y enfermeros- en huelga. Al ser una asistencia de urgencia los servicios mínimos establecidos son del 100 %, por lo que no habrá menos trabajadores en su puesto. Sí verán carteles alusivos al paro y pegatinas con la leyenda «Estou en folga» en las batas de facultativos y enfermeros.

Los profesionales, agrupados en el movimiento PACs en pé de guerra -que respaldan todos los sindicatos-, dicen que reclaman mucho más que mejoras laborales. Lo cuenta Nino Barreiro, médico que estuvo destinado en el PAC de Cercedo pero que tiene su plaza en A Parda (Pontevedra). «Detrás del paro está la precariedad laboral de los 900 trabajadores de los PAC de Galicia, pero la situación que se da en los puntos de atención continuada supone un perjuicio para la población», relata. El facultativo alude a una de las reivindicaciones más importantes, que existan equipos completos en los PAC. Es decir, que siempre trabajen un médico y un enfermero. «En el PAC atendemos de todo, accidentes de tráfico, laborales, arritmias, quemaduras... Somos la primera línea y además hacemos salidas domiciliarias. Todos sabemos lo que pasó este verano en A Estrada», recuerda Nino Barreiro, en alusión a un paciente que murió atragantado en el PAC cuando el equipo estaba fuera atendiendo una urgencia.

Aunque la situación es diferente en cada punto de atención continuada, este médico señala que la escasez de personal es general. «Hay mucha sobrecarga de trabajo. En A Parda atendemos las urgencias no hospitalarias de una población de 126.000 personas, con desplazamientos largos en ambulancia o en taxi porque la cobertura llega hasta A Lama, Ponte Caldelas, Campo Lameiro o Soutomaior».

En A Parda hay tres médicos por la tarde y dos de noche, el mismo personal que en domingos y festivos. Realizan una media de cincuenta asistencias por facultativo, aunque a veces se llega a las sesenta. «En invierno más con la gripe y otras patologías respiratorias», subraya Nino Barreiro. Que añade que en los PAC de Baltar, en Portonovo (Sanxenxo), y de Cambados no hay equipos completos. ¿Cree que es posible un acuerdo con la Xunta para desconvocar la huelga?, se le pregunta. «Llevamos meses negociando y con las mismas reivindicaciones del 2008. No quedaba otra salida que la huelga».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«No quedaba otra salida más que ir a la huelga»