Un incondicional del Viño Tinto y de su histórica taberna

Fue fundador de la fiesta y atendió un establecimiento con 80 años de historia


ribadumia / la voz

«Para min o tinto é medicinal, curoume dunha enfermidade moi longa que tiven», así hablaba Manuel Núñez Señoráns de su amado vino tinto en una entrevista concedida a este diario en junio de este año. Entonces, su bodega y su taberna, que tiene más de ochenta años de historia, habían sido elegidas por el Concello para presentar la fiesta. Y Manuel dudaba de si entonces iba a poder acudir a la comida de confraternidad. En esa misma entrevista recordaba los orígenes de la celebración por excelencia de Ribadumia, ya que él fuera también integrante de la corporación que puso en marcha el certamen. «Acordamos que se Cambados facía a festa do Albariño, nós tiñamos que facer a do tinto», aseguraba. Manuel era un incondicional de la fiesta y del vino, a cuyo cultivo y promoción dedicó toda su vida. Falleció el pasado sábado, a los 94 años de edad. Muchos serán los que lo recuerden ahora detrás de esa barra, con una taza del mejor tinto en la mano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un incondicional del Viño Tinto y de su histórica taberna