El picudo convierte a las palmeras en un peligro para la seguridad vial

Las ramas de los árboles enfermos se pueden desprender, como ya ocurrió en Vilanova


vilagarcía / la voz

Cuando en 2007, Ralf Schuette-Glasz dio la voz de alarma sobre el riesgo de una plaga de picudo rojo en las palmeras de Vilagarcía casi nadie atisbaba el alcance que iba a tener el problema. Una década después, las palmeras enfermas en la comarca por culpa de esta especie de escarabajo se cuentan por cientos, y la plaga está lejos de estar erradicada. Al perjuicio que supone desde el punto de vista botánico y ornamental, hay que sumar otra circunstancia. Cuando las palmeras enferman, secan, y las ramas pueden acabar desprendiéndose. Teniendo en cuenta que muchos de estos ejemplares están en espacios públicos y al pie de caminos y carreteras, se plantea un serio problema de seguridad vial.

En Vilanova ya ha habido un susto este verano. Una rama de las palmeras de O Esteiro cayó sobre la acera cuando pasaba por allí un transeúnte. Por suerte, solo le rozó y el hombre no sufrió ningún daño, pero el caso puso en alerta a la Policía Local, que presentó un informe a la alcaldía advirtiendo de esta situación de peligro.

Este tipo de incidentes son la excepción. Hasta la fecha, no hay que lamentar ningún daño personal como consecuencia de la caída de ramas, pero los servicios de emergencias ya han tenido que intervenir en más de una ocasión para podar ramas ante el riesgo que representaban. Emerxencias de Vilagarcía tuvo que actuar el pasado año en Villa Güimil y esta misma semana desplegó la escalera en la carretera PO-549, en Vilaxoán, para cortar las ramas de una palmera de una propiedad privada.

Los concellos actúan

A medida que pasa el tiempo, el problema se agrava dado que las ramas secas pierden fuerza y es más fácil que se desplomen. Los concellos han tomado medidas y han aplicado y siguen aplicando tratamientos para combatir el picudo rojo, pero, pese a todo, no han logrado salvar a todas las palmeras. En la Praza do Concello de Cambados hubo que cortar una y siguen a tratamiento otras; en la plaza de Ravella y en el parque del Centenario de Vilagarcía hay dos ejemplares seriamente afectados, y en los jardines de O Esteiro de Vilanova, la plaga también está haciendo estragos.

El picudo le está dando mucho trabajo y le está costando mucho dinero a las administraciones, pues los tratamientos no son baratos. Valga como ejemplo el caso de Cambados, donde este año gastarán 15.000 euros en la aplicación de cinco tratamientos.

Pero intervenir en los parques y jardines públicos no es suficiente. El insecto no entiende de fronteras y se extiende, también, a las propiedades privadas. De norte a sur de la comarca, es fácil ver como palmeras que antes fueron frondosas y verdes han pasado a estar coronadas por ramaje sin vida y de color pajizo. Muchos propietarios han tomado medidas y se han gastado su buen dinero -el tratamiento por ejemplar ronda entre los 1.500 y 1.800 euros- para salvar el árbol que da sombra al jardín, pero no todos lo hacen, y el picudo sigue avanzando implacable por O Salnés. Este escarabajo ha puesto en alerta a los técnicos de la Estación Fitopatolóxica de Areeiro, que en el palmeral de Caldas incluso utilizan drones a la hora de realizar los controles sobre las poblaciones del picudo. Además ha generado un nuevo nicho de negocio. Las empresas especializadas en el control de plagas están haciendo su agosto.

Los viticultores deben estar alerta por la botritis ante el riesgo de lluvias en los próximos días

Los viticultores están acostumbrados a lidiar con las plagas y las enfermedades del viñedo, pero esto no significa que deban bajar la guardia. La Estación Fitopatolóxica de Areeiro lanzó ayer un aviso al sector aconsejando la protección de la viña frente a la botritis. En caso de producirse lluvias o tormentas las próxima semana deberá aplicarse un fungicida dirigido a los racimos, siempre respetando el plazo de seguridad respecto a la vendimia, que se prevé para la tercera y cuarta semana de septiembre.

Los técnicos del centro dependiente de la Diputación señalan que no se detectan síntomas patógenos en las plantas , «non obstante, é necesario permanecer alerta se finalmente se producen precipitacións ou tormentas para luns e martes, pois o incremento de humidade xerará un aumento no volume de esporas do fungo que pode obrigar a aplicar un tratamento que, nese caso, si sería xustificado».

Dado que la mayoría de las grandes bodegas limitaron a este fin de semana o a los próximos días el último tratamiento de la campaña «é preciso que os viticultores que teñan limitación de intervir de aquí en diante por limitación de datas dos adegueiros consulten a cada persoal técnico correspondente e aseguren sempre a correcta aireación dos acios».

La estación de O Areeiro también alerta de un incremento de la erinosis del verano, incluso sobre plantas jóvenes, así como de un aumento de racimos afectados de golpes de sol. Lo que no se espera a estas alturas son problemas con el mildiu, ni por polillas del racimo ni por cicadélidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El picudo convierte a las palmeras en un peligro para la seguridad vial