Cambados restringe el paso de camiones por la avenida Vilariño

Los vehículos que acuden a Tragove deben desviarse por Corvillón y O Pombal


cambados / la voz

Los camiones de más de 5,5 toneladas ya no pueden circular por la avenida de Vilariño, la principal entrada al centro de Cambados, desde la Vía do Salnés. El Concello, con la preceptiva autorización de la Xunta, ha prohibido el paso de camiones por este tramo de la PO-550 alegando razones de seguridad, y, de paso, consigue retirar del paisaje urbano las grandes moles rodantes y los malos olores procedentes del transporte de pescados y mariscos con destino a las lonja y a las empresas situadas en Tragove.

Desde la rotonda de Vilariño hasta la plaza del Concello hay diez pasos de peatones, un colegio (Antonio Magariños) y una notable concentración de viviendas y negocios. Según explica el concejal delegado de Tráfico, José Ramón Abal, se trata de una zona especialmente sensible desde el punto de vista de la seguridad vial, de hecho se han producido allí varios accidentes -hace años hubo un atropello mortal-, lo cual obliga a tomar medidas.

A partir de ahora, el tráfico pesado que se dirija a Tragove y circule por la Vía do Salnés debe utilizar la salida de Corvillón y acceder al puerto a través de la avenida de Vilagarcía y la avenida de A Coruña. «É practicamente o mesmo tempo de condución e é un gran paso en materia de seguridade», afirma Abal. El itinerario alternativo también pasa por el casco urbano, de hecho incluye un punto conflictivo, pues la curva que se produce en la entrada de la plaza de Fefiñáns es muy pronunciada y no se puede retranquear por las restricciones de Patrimonio que pesan sobre las propiedades colindantes. No obstante, aprovechando las obras de humanización de la avenida de A Coruña, que está previsto ejecutar antes de finalizar el año, se van a recolocar los semáforos del cruce, lo cual permitirá ganar espacio y, con ello, facilitar la maniobra de los camiones a la hora de girar hacia O Pombal, según avanzó Abal.

Para la puesta en marcha de esta reordenación viaria, el Concello ha adquirido y ha colocado media docena de señales en los accesos y calles del pueblo -con un coste de dos mil euros para las arcas locales-, para alertar a los conductores de la prohibición e informar del recorrido alternativo.

Estos días también se va a reforzar la presencia de la Policía Local en la avenida de Vilariño con el fin de desviar a los camiones que incumplan con las normas. «En principio non se vai a multar, a policía vai estar para informar e concienciar», según indicó el concejal. Los autobuses y los camiones de servicios sí podrán circular por la avenida.

La sexta intervención en ordenación vial en lo que va de mandato

Con este son seis los cambios introducidos en la ordenación del tráfico en el municipio en lo que va de mandato. Antes se desvió el paso de camiones en las carreteras provinciales que cruzan el núcleo de Corvillón y el de Bouza de Padrón (Oubiña), con el mismo propósito: alejar los camiones de lugares frecuentados por peatones y ciclistas. La peatonalización de las plazas de As Rodas y de Fefiñáns, así como la de la calle Isabel II, completan las intervenciones desarrolladas en este ámbito. José Ramón Abal ofreció ayer una primera valoración. Habla de «notable éxito» de unas medidas que, en el caso de Isabel II, tendrán continuidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cambados restringe el paso de camiones por la avenida Vilariño