Los festejos y el tráfico de las playas colapsan las carreteras

Este mediodía será complicado en Cambados, Catoira y A Illa

.

vilagarcía / la voz

Es todo un clásico del primer fin de semana de agosto. La red viaria de la comarca echa humo, y no solo por el calor, que también. Festa do Albariño en Cambados, Romaría Vikinga en Catoira, Festa do Mexillón en A Illa.. Son citas que arrastran multitudes, que se trasladan en coche a su destino. Y si a eso se le suma el tráfico que genera la afluencia a las playas, el cóctel para convertir las carreteras en un hervidero es completo. Las colas en horas punta de acceso y salida a las playas se suceden desde hace días, en cuanto empezó la ola de calor.

Hay otros puntos conflictivos. Cruzar la avenida Rosalía de Castro ayer al mediodía en Carril era toda una odisea, para desesperación de quienes se dirigían hacia el centro de Vilagarcía.

Tampoco para hoy se espera que el tráfico sea fluido en la comarca. El momento más crítico se calcula al mediodía en la Vía do Salnés y en la PO-548, coincidiendo con la celebración de los actos centrales de las fiestas de Cambados y Catoira, aunque tampoco sería de extrañar que se produjeran retenciones en los accesos a la Autovía do Salnés hacia Sanxenxo, al puente de A Illa o en A Lanzada y San Vicente, donde se concentra la oferta de arenales.

Al menos, hoy, ya no hay obras en la Vía do Salnés, aspecto este que generó colas de vehículos el jueves y el viernes en las inmediaciones a la rotonda de Vilariño (Cambados). Eso sí, los conductores deberán extremar las precauciones porque la calzada está sin pintar y carece de señalización horizontal.

Dispositivo especial

Como es habitual en estas fechas, la Guardia Civil de Tráfico despliega un dispositivo especial en la red viaria con el fin de controlar velocidades y excesos al volante derivados de la ingesta de alcohol y sustancias estupefacientes.

El trabajo se acumula también para las policías locales y los servicios de Protección Civil, que en esta época ven incrementado el trabajo como consecuencia del turismo y la acumulación de eventos.

Demandas de O Grove

Por su orografía y por ser un municipio turístico, en O Grove se complica mucho el tráfico, especialmente en verano, y desde el Concello piden soluciones. En una reciente visita al jefe provincial de Transportes de la Xunta, el alcalde José Antonio Cacabelos reclamó un mejor transporte público entre las parroquias, durante todo el año, y conexiones más eficaces desde O Grove con Vilagarcía y Pontevedra para mejorar, a su vez, el acceso al tren y los aeropuertos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los festejos y el tráfico de las playas colapsan las carreteras